06/Jul/2020
Editoriales

¿Qué crees que pasó?

 

Mayo 31 de 1945: Libera el presidente Manuel Ávila Camacho a los prisioneros alemanes, italianos y japoneses que se hallaban recluidos en la prisión de Perote, en Veracruz. En nuestro país existe desde hace largo tiempo una comunidad alemana, además de la ancestral de italianos y algunos japoneses. México ha sido tradicionalmente un buen destino para ciudadanos perseguidos por aspectos políticos y de seguridad de casi todas las nacionalidades, y han sido bien recibidos los migrantes que de buena fe llegan a establecerse con oficios bien definidos de actividades legales. Sin embargo, después de que en mayo de 1942 nuestro país entró a formar parte del grupo militar conocido como Los Aliados que participaron en la Segunda Guerra Mundial, las cosas cambiaron.

México había sido embestido con alevosía por los submarinos alemanes que hundieron los barcos petroleros Potrero del Llano y el Faja de Oro, con sus respectivas pérdidas de vidas humanas. En forma natural brotó una especie de furor popular en contra de los llamados países del Eje conformado por Alemania, Italia y Japón, y en consecuencia las comunidades de esos países, así como sus espacios de convivencia fueron clausurados. En San Carlos de Perote había una prisión ubicada en una edificación colonial que originalmente era guarnición militar y prisión. Incluso allí estuvo preso en 1817 nuestro paisano fray Servando Teresa de Mier que desembarcó junto al español Mina en una  desafortunada intentona de derrotar al ejército realista. Esa prisión se utilizó para recluir a personas acusadas de espionaje o de la comisión de delitos como sabotaje y otros contra la seguridad nacional. Había entre los presos en Perote los tripulantes de los barcos de carga alemanes que estaban atracados en puertos mexicanos a la hora del estallamiento de la crisis. Los tres años que duró esta pesadilla para los que allí permanecieron en cautiverio, han sido semi borrados de la historia, pues los datos que se conocen son breves (no hemos visto siquiera una lista completa de los presos) y en forma ligera.