10/12/2018
Espectáculos

Presentan el libro Dora Maar. Prisionera de la mirada, de Alicia Dujovne Ortiz en Monterrey

 

·         El libro narra la vida de la fotógrafa Dora Maar, amante de Picasso, quien influyó poderosamente en la vida y obra del artista.

 

Una de las mujeres más influyentes en la vida del pintor Pablo Picasso fue sin duda su amante, la fotógrafa Dora Maar.

 Sobre la vida de este enigmático personaje y su tormentosa relación con Picasso habla el libro Dora Maar. Prisionera de la Mirada, de Alicia Dujovne Ortiz, que anoche fue presentado en la Nave Generadores del Centro de las Artes, como parte de las actividades en torno a la exposición La Tauromaquia, que se exhibe actualmente en dicho espacio.  

  El libro- publicado por Vaso Roto Ediciones- fue comentado por el escritor Pedro de Isla, acompañado por el Lic. Jorge García Murillo, Director del Centro de las Artes.

   “Este libro no es una biografía convencional. Alicia Dujovne hizo un trabajo impresionante, una investigación enciclopédica para escribirlo. Sin embargo, algo muy interesante es la parte psicología de Dora Maar, es algo que la autora supo tratar muy bien. Para los amantes de la cultura y los picassianos, que hay muchos, puede ser una obra muy interesante porque les dará otra perspectiva sobre Picasso”, manifestó Pedro de Isla.

   “Es desde la perspectiva de una mujer inteligente, que estuvo a su lado y que influyó de alguna manera en su trabajo. Gracias a esto, y por única ocasión, Picasso permitió que se fotografiara todo el proceso de creación de su famoso mural El Guernica”, expresó.

  Dora Maar, mujer icónica y misteriosa, vivió en París en una época de especial efervescencia cultural, donde surge el surrealismo. Mantuvo contactos con Bataille, Bretón, Elouard, Man Ray, pero sobre todo fue una de las mujeres importantes en la vida de Picasso.

   “Para una joven artista, voluntariosa a lo que más podía soñar era acerarse al hombre más poderoso de la cultura y buscar estar a su lado para que los potentes reflectores del artista la iluminaran y dejara de ser nadie”, expresó Pedro de Isla.

   “Picasso consideraba a la mujer como un poco inferior, pero Dora era diferente, estaba casi a su mismo nivel intelectual y era la única de sus mujeres con las cuales podía discutir sobre diversos temas. A las otras de sus mujeres, Picasso las consideraba solo como sus obras”, expresó.

  Pero para Picasso, Dora no era una mujer, la consideraba un hombre, porque tiene el talento para dirigirse a él.

   “Dora, como decían algunos de sus amigos, tiene la franqueza de un muchachito. Con ella Picasso podía compartir los secretos del oficio, y sus ideas políticas, algo que no hizo con sus otras mujeres”, expresó.

   “Pero la relación entre Dora y Picasso era muy tóxica, donde él era el seductor y ella masoquista. Ella se sometió a él y Picasso gozaba maltratándola. Estaba dispuesta a hacer muchas cosas con tal de estar a su lado”, expresó.

  Por su parte, el Lic. Jorge García Murillo, Director del Centro de las Artes dijo que la figura de Dora Maar es una de las más celebradas por su gran importancia y su enorme influencia en la estética picassiana.

  “Picasso le hizo innumerables retratos, pero uno de ellos, con el cual promovimos en las redes sociales este evento es uno de los retratos más famosos que realizó el artista”, señaló.

   “La autora Alicia Dujovne Ortiz se dio a la tarea de investigar la figura de Dora Maar y Vaso Roto Ediciones, dirigida por la poeta Jeannette Lozano Clariond, recoge el manuscrito y lo pública. La presentación de este libro es una primicia para la cuidad”, apuntó.

  La exposición La Tauromaquia -proveniente de la Fundación Gaspar de Barcelona- está compuesta por 26 aguatintas realizadas por el artista para ilustrar los textos del José Delgado, alias Pepe Hillo (1754 – 1801 Madrid), que plasma en el tratado La Tauromaquia o Arte de Torear, publicado en Cádiz en 1796. La conjunción de estas obras se publicó en 1959 en la carpeta de la colección Ediciones de la Cometa que editó Gustau Gili.

  La muestra se complementa con las impresiones del propio tratado taurino, con fotografías en las que se muestra al pintor en diferentes facetas de su vida y un video documental de la relación de Picasso con la ciudad de Barcelona con duración de una hora.

  La Tauromaquia llega a la Nave Generadores del Centro de las Artes en un esfuerzo del Consejo para la Cultura y las Artes de Nuevo León (CONARTE) por llevar exposiciones de gran impacto a la comunidad, contribuyendo a la dinamización del arte y la cultura.

  La exposición estará en exhibición en la Nave Generadores del Centro de las Artes hasta el 29 de abril de 2018. La entrada es libre.