27/05/2019
Espectáculos

Les Musiciens Du Louvre cautiva en la Gran Sala del Teatro de la Ciudad

 

Transportarse a la época barroca por medio de la música es una experiencia que facilitó el ensamble musical Les Musiciens Du Louvre la noche del lunes con el concierto Crudel, Tiranno Amor, ante un público que abarrotó la Gran Sala del Teatro de la Ciudad.

 La compañía deleitó al público con un programa compuesto principalmente por piezas de Georg Frederick Haendel y que fue complementado con obras compuestas por Giovanni Benedetto Platti.

  Bajo la dirección de Francesco Corti, Les Musiciens Du Louvre resultó en toda una experiencia gracias a la utilización de instrumentos que pocas veces se tiene la oportunidad de escuchar en vivo como el clavecín o el laúd.

  La velada también contó con la soprano Arianna Venditelli y Emmanuel Laporte en el oboe, quienes impactaron con sus intervenciones solistas que dotaron de un toque cálido a la velada.

  El programa incluyó Concerto grosso Op. 6, Crudel tiranno Amor, Nel dolce dell’oblio Delirio amoroso (Da quel giorno fatale) de Haendel y el Concierto para oboe en sol menor I47, de Platti.

  Les Musiciens Du Louvre cautivó con el dominio y conocimiento de las obras, ya que, por la lejanía de la época en que fueron compuestas, requieren nuevas lecturas y adecuaciones para lograr ejecuciones precisas y fieles a los deseos de los compositores.

  El concierto fue posible gracias a la colaboración entre el Consejo para la Cultura y las Artes de Nuevo León (CONARTE), la Oficina de la Embajada de Francia en Monterrey, la Escuela Superior de Música y Danza de Monterrey y la Secretaría de Extensión y Cultura de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL).