23/06/2018
Nacional

Sexta ronda del TLCAN, decisiva para destrabar negociaciones: Ildefonso Guajardo

Ciudad de México.- El secretario de Economía, Ildefonso Guajardo, aseguró que la siguiente ronda de negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), en Montreal, “será decisiva para desatorar los temas más importantes” y también los poco valiosos, pero polémicos, como la cláusula para revisar cada cinco años el acuerdo. Se refirió a estos últimos como las “vacas moradas” o “la polvareda” que está utilizando Estados Unidos en esta renegociación.

 Sin embargo, frente a todos los embajadores y cónsules de México en el extranjero, advirtió que pese al avance en el acuerdo no se debe tomar a la ligera las amenazas del presidente Donald Trump de “reventar” el acuerdo comercial entre su país, Canadá y México si los términos no son los mejores para su nación, pues señaló que puede hacerlo independientemente de lo que diga su congreso.

“Tenemos que tener la suficiente habilidad para tener una lectura clara de esa promesa de que, o renegociará Nafta en mejores condiciones o simplemente lo eliminará; (tener claro) cómo podemos tener la creatividad para diseñar pistas de aterrizaje que nos permita a nosotros mejorar el instrumento, pero que también dé el margen de que un presidente que prometió que renegociará un Nafta pueda decirlo”, dijo.

 La sexta ronda de negociaciones del TLCAN se llevará del 23 al 28 de enero próximos. Guajardo Villareal expuso que hoy Washington tiene hoy “fichas muy valiosas” para no dar marcha atrás en el TLCAN, y en general las tres naciones elementos para “colgarse las medallas” en la presente renegociación.

  “(EU) puede decir: este nuevo Nafta está incluyendo algo que el anterior Nafta no incluyó, que es que el capítulo laboral sea sujeto a disputas comerciales; este nuevo Nafta está incluyendo protección a los procesos de desarrollo tecnológicos en biotecnológicos que no estaban protegidos; este nuevo Nafta trae un nuevo capítulo de telecomunicaciones que sin duda fortalece la presencia en el sector en América del Norte”, señaló.

 Guajardo expuso que en el tema de la cláusula llamada Sunset, para revisar el acuerdo quinquenalmente, México mantendrá su postura de acceder a este, pero “sin muerte súbita”; es decir, que este se termine en cinco años a menos que se resuelva continuar. 

 Sobre el Capítulo 11, que tiene ve las controversias de inversionistas, el secretario de Economía señaló que sería más difícil para Estados Unidos que para México no suscribirse en este apartado, que hoy está a decisión individual de cada país adoptarlo.

 

“Para mí, políticamente me es más fácil defender ante los mexicanos no tener un Capítulo 11, pero, cuál es mi problema, que yo no creo que el Congreso en Estados Unidos vaya a aceptar un nuevo Nafta sin Capítulo 11 que deje totalmente desprotegidos a los inversionistas estadunidenses en el sector energético, a los inversionistas estadounidenses en el sector telecomunicaciones, y los inversionistas estadounidenses en muchos sectores”.