25/Aug/2019
Editoriales

¿Qué crees que pasó?

 

Enero 22 de 1887: Nace en Monterrey, Ignacio Martínez Rendón, quien sería pintor reconocido, decorador y diseñador de ropa de talla internacional. Hijo del prócer de la educación Miguel F. Martínez y de Josefa Rendón, Ignacio mostró a muy temprana edad gusto por la pintura, por lo que sus padres hicieron lo necesario para que ingresara a la Academia Nacional de Bellas Artes, en la capital mexicana. Sus maestros Germán Gedrovius, Antonio Fabres y Julio Ruelas, así como sus condiscípulos Diego Rivera, Saturnino Hernán, y otros, vieron en Ignacio a una persona con grandes dotes creativas, y desde estudiante expuso algunos retratos como “el primer pastelista mexicano”.

En 1906 consiguió una beca gracias a uno de sus autorretratos en crayón. Y para 1912 ya estaba viviendo en Italia, específicamente en Milán, donde se especializó en escenografía. Martínez Rendón se dedicó a viajar por el mundo durante años, como por Egipto, donde se relacionó con varios colegas suyos, aprendiendo varias técnicas pictóricas y exhibiendo su arte adecuado a las diversas culturas universales. Pasó el tiempo y el ya maduro artista Ignacio Martínez Rendón –en 1931- vivió en Estados Unidos, en el oeste, específicamente en Los Ángeles, donde decoró varias residencias de artistas famosos, así como los teatros de San Diego y Los Ángeles, California.

Pintó el telón de boca del Teatro Chino. Luego, Martínez Rendón trabajó para la casa The Western Costum Co., diseñando ropa de todas las épocas para películas, en forma especial para la de Ben-Hur, que le conviertió en un diseñador muy solicitado por la industria del cine. En San Diego estuvo de moda como pintor y se exhibieron sus retratos en el museo del parque Balboa. Regresó a su tierra Monterrey cuando se sintió enfermo en 1942 y se dedicó a enseñar arte, dirigiendo la escuela de pintura del departamento de Acción Social Universitaria, antecedente de la escuela de Artes Plásticas de la Universidad de Nuevo León. En 1943 recibió la solicitud y la atendió, de la Sociedad Nuevoleonesa de Historia, Geografía y Estadística –por encargo del gobernador Salinas Leal- para pintar en 1943 el escudo de Nuevo León, para el vestíbulo del Palacio de Gobierno, y el escudo de Monterrey para la Sala de Cabildo de esta ciudad, en tiempos del alcalde Constancio Villarreal. Murió en Monterrey, el 7 de mayo de 1947, Ignacio Martínez Rendón, un artista internacionalizado como pocos, que no ha sido reconocido como debiera ser por las actuales generaciones, y su carrera artística no ha tenido la promoción que merece.