21/Jan/2020
Editoriales

Audiencia Pública

 

 

 

Dos cosas preocupan, no que ocupan, al gobernador Jaime Rodríguez Calderón, y que son en ese orden: su posible destitución por el Congreso del Estado, y el incremento de las tarifas del transporte urbano… es obvio que su destitución es la más importante porque -lo más doloroso- no ejercería el amplísimo presupuesto estatal de 2020 y quedaría inhabilitado por una década… sin embargo, el asunto de las tarifas del transporte es muy grave porque está claro que quien debe autorizar un incremento, en la ñultima instancia, es el jefe del Ejecutivo… y esto le marcará para siempre, pues la raza de sol nunca olvidará su nombre asociado con quien le dio la puntilla a su economíaa familiar…///

Volviendo al primer punto, además de no ejercer el presupuesto más jugosos de la historia, Jaime Rodríguez Calderón sería un ciudadano más, y no todos los gobernantes lo aceptan… la excepción es el ex gobernador Sócrates Rizzo, quien camina solo por las banquetas sin temor a que vaya a ser agredido y además participa con tranquilidad en cualquier reunión a la que se le invita… pero los demás batallan para dejar de ser el centro de la atención a donde quiera que vayan, y a Audiencia Pública le late que Rodríguez Calderón así será, pues sus dichos ya no tendrán las repercusiones que hoy tienen, ni su caballo Trueno tendrá seguidores…///

El caso de Manuel González es paralelo, pues correrá la misma suerte que su jefe Rodríguez Calderón, a pesar de que el Tribunal de lo Contencioso haya “ordenado” que a él no se le persiga… lo bueno de ser el segundo de a bordo en forma visible es que todo mundo, al interior del gobierno, lo respeta… pero lo malo es que al exterior, todo mundo que repele al jefe, hace lo mismo con el segundo… les deseamos a ambos que haya buena suerte…///