16/Nov/2019
Editoriales

Entrecurules 12 09 19

En lo que va de la actual legislatura, ningún grupo legislativo había abandonado el recinto legislativo, hasta ayer que lo hicieron los diputados de Morena que comanda el diputado Ramiro Moreno Gutiérrez, al protestar, gritar y reclamar las comisiones que les fueron, según dijo él mismo, arrebatadas.

Sin embargo, el dictamen sobre la nueva distribución de comisiones, fue aprobado con alrededor de 36 votos y varias abstenciones de legisladoras de Morena, pero las protestas continuaron ayer por segundo día consecutivo, donde los morenistas usaron lenguaje peyorativo para tildar al Congreso como un prostíbulo, donde los diputados se prostituyen.

 Desde luego que al menos cuatro de los ocho diputados de Morena, enfocan sus críticas más que nada al ex priísta Marco González Valdés que se sumó a esa bancada, pero también se llevan de encuentro a Melchor Heredia, pues Claudia Tapia, Celia Alonso, Luis Armando Torres y Julia Espinosa de los Monteros, están inconformes porque al ex Presidente del Congreso le dieron una buena comisión que pudo haber sido para ellos.

Y Ramiro González Gutiérrez, a quien ayer acusaron sus propios diputados de haber actuado a sus espaldas en la nueva distribución de comisiones, no le quedó otra que encabezar las protestas e inconformidades y tomar la decisión junto con sus diputados de abandonar el recinto legislativo.

Y ante este escándalo o pleito entre Morena y el grupo legislativo del PAN, el Coordinador albiazul, Carlos de la Fuente, ofreció ayer nuevamente una rueda de prensa donde explicó el mecanismo mediante el cual fueron repartidas las diferentes comisiones.

Sin embargo, todo indica que aunque ayer fue la última sesión de la semana, la diputada Claudia Tapia continuará con su inconformidad, apoyada por sus demás compañeras y compañeros.

Tapia se ve inquieta, nerviosa, inconforme, reclamadora y en esa lucha ha encontrado la solidaridad de su compañera de grupo Celia Alonso.

Y mientras todo eso sucede, en el Grupo Legislativo del PRI las cosas están muy tranquilas ahora que son nueve diputados, cifra con la cual desplazaron a Morena.

Se observa que el nuevo legislador Nabor Tranquilino Guerrero se mantiene en silencio y sólo se dedica a observar todo lo que sucede, pues apenas se está ambientando.

Y aunque la licencia que obtuvo el diputado con licencia Juan Carlos Leal Segovia es por tiempo indefinido, porque ahora anda muy ocupado en la organización de asambleas del Encuentro Solidario y es muy posible que regrese hasta el año que entra o a la mejor ya no regresa.

En fin, por ahora la lucha por el mal reparto de comisiones está centrada en Morena y el PAN, pero más que nada la lucha es contra el Presidente de la Comisión de Coordinación y Régimen Interno (COCRI) Carlos de la Fuente.

Por lo pronto, con tanto cambio que se ha dado donde unos brincan de una bancada a otra, no sabemos qué vaya a pasar esta semana que prácticamente ya terminó.

Se espera que los cambios ahí queden pues ya se ha empezado a decir que las diputaciones por estos días se ven como una mercancía.