Internacional

Corea del Norte de nuevo se diferencia de la comunidad internacional

Viena - Corea del Norte se diferenció hoy de nuevo del resto de la comunidad internacional al realizar un ensayo nuclear, una prueba que 183 países se han comprometido a no efectuar desde 1996.

Los expertos coinciden en la realización del experimento nuclear debido a los temores captados por la red mundial de monitoreo enfocada a estos fines, pero dudan que haya sido de una bomba de hidrógeno como proclamó Pyongyang.

Se trata del segundo ensayo nuclear del actual líder máximo norcoreano, Kim Jong-un, pues los anteriores dos se realizaron bajo la gestión de su padre y predecesor, Kim Jong-il.

El Tratado de Prohibición Completa de Ensayos Nucleares (CTBT, por sus siglas en inglés), cuya apertura para la firma comenzó hace justo 20 años y que ha recabado la firma de 183 países, veta estas pruebas.

La confirmación de este ensayo sería una amenaza grave a la paz y la seguridad internacionales, dijo en un pronto tuit Lassina Zerbo, secretario ejecutivo de la comisión preparatoria del CTBT.

En total Corea del Norte ha realizado cuatro ensayos nucleares desde 2006:

- El 9 de octubre de 2006 fue detectado por 20 estaciones sísmicas del sistema internacional del CTBT, incluyendo una en América del Sur.

- El 25 de mayo de 2009 ocurrió el segundo ensayo, registrado por 39 estaciones de monitoreo del CTBT, debido a que produjo un movimiento de 4.52 grados Richter.

- El previo al de este miércoles sucedió el 12 de febrero de 2013, cuando se registro un sismo de 4.9 grados Ricter y que fue detectado por 94 estaciones.

- El de este miércoles, donde Pyonyang afirmó que fue una prueba subterránea de una bomba de hidrógeno, pero que expertos del ejército de Corea del Sur ponen en duda.

Una bomba de hidrógeno alcanza potencias de 20 a 50 megatones, pero las mediciones preliminares fijan la de este miércoles en apenas alrededor de seis kilotones, señalaron fuentes militares surcoreanas a la agencia Yonhap.

Corea del Norte es uno de los ocho países en dominio de tecnología nuclear que se han abstenido de la firma y ratificación del CTBT, lo que ha impedido que entre en vigor.

Los otros siete países son China, Egipto, Estados Unidos, India, Irán, Israel y Pakistán.

Para este mismo miércoles se espera que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas efectúe una sesión de emergencia para analizar la prueba norcoreana.

En esa cita Pyongyang podría quedarse sin el habitual respaldo de China, pues poco después del anuncio del ensayo recordó que respalda la desnuclearización de la península coreana, por lo que se "opuso firmemente" a la prueba.