12/Nov/2019
Editoriales

¿Qué crees que pasó?

Octubre 23: Día del Médico mexicano. El médico es por definición, una persona legalmente autorizada para ejercer la profesión de la medicina. Hay médicos generales y especialistas: Médico de apelación es al que se llama para las consultas y los casos graves. Médico de cabecera es el que asiste normalmente a un enfermo o a una familia.  Médico de cámara es el que presta servicio en el palacio de los reyes. Médico espiritual es el confesor.

Médico forense es el que se encarga de dictaminar los problemas de medicina legal.  Médico titular es el encargado de la asistencia pública domiciliaria a los necesitados y de la inspección municipal de sanidad. En la Inglaterra de la Edad media había un antecedente del médico moderno al que se le llamaba “cirujano barbero”, que era una especie de artista que llegaba a los pueblos a atender a los enfermos con una medicina absolutamente rudimentaria y para atraer pacientes, montaba un espectáculo artístico llamativo en la plaza pública. Hoy día, el médico es un personaje que se ha ganado a pulso el respeto y la gratitud de toda la humanidad, a pesar de que, excepcionalmente, algunos de los galenos vean en sus pacientes a la nueva gallina de los huevos de oro.

En octubre 23 de 1833 se inauguró el Establecimiento de Ciencias Médicas, uno de los seis colegios de enseñanza superior de la Dirección de Instrucción Pública. Ciento cuatro años después, el 23 de octubre de 1937 se celebró en Cuernavaca Morelos, la Convención Nacional de Sindicatos de Médicos Confederados, en donde se aprobó por unanimidad celebrar en esta fecha El Día del Médico. Desde entonces, cada año en México se festeja a los hombres y mujeres médicos, profesionales entregados a proporcionarnos la necesarísima salud, así que hoy felicite a todos los doctores que usted conozca, pues la verdad, debemos estar bien con ellos, ya que cuando menos lo esperemos, nuestra salud podría mermar. Felicidades a todos los médicos mexicanos.