Local

Imparable inseguridad en NL; asaltan casa y camión urbano

Imparable la inseguridad en Nuevo León al cierre del año, un asalto de un grupo de encapuchados armados a una casa y otro atraco a los pasajeros de un camión urbano.

En el primero de los casos, en Diabasa 6402 de la colonia San Bernabé, al norte de la ciudad, 4 individuos encapuchados uno con pistola y tres con cuchillos, sometieron a tres integrantes de una familia y a una vecina para robarles 50 mil pesos, teléfonos celulares, pantallas y una camioneta.

Al momento del asalto estaban en la casa Aldino Estrada Olivares, de 65 años; su esposa Dolores Ortiz Mejía, de 66; su hija Blanca Nelly Estrada Ortiz, de 34; y su vecina María Genoveva Sánchez, de 57 quienes dijeron que les encerraron en el cuarto de baño del segundo piso.

Aladino Estrada Olivares se encontraba en la cocina mientras que su esposa en la puerta del porche recibiendo a la vecina lo que aprovecharon los hombres para entrar y amagar.

En un Chevrolet Captiva con placas SSX 66794, en el que llegaron y la camioneta que se llevaron subieron los artículos robados, pero una vecina los observó y pidió auxilio lo que les obligó a dejar una pantalla en la banqueta y huir.

Al revisar los cuartos se dieron cuenta de que les habían robado tres pantallas, tres teléfonos celulares, 50 mil pesos, las llaves de la casa y de un auto Chevy.

Los cuatro asaltantes traían pantalón de mezclilla y uno de ellos tenía acento como si fuera originario del Distrito Federal.

Por otro lado, en el centro de Monterrey, 7 hombres subieron a un camión de la Ruta 214 San Pedro- Guadalupe, número económico 42, que abordaron en Pino Suárez y cuadras más adelante pararon de sus asientos y con navajas amagaron al chofer y pasajeros.

Los asaltantes robaron a alrededor de 30 pasajeros que viajaban en el camión y se apoderaron principalmente de teléfonos celulares, carteras y bolsas de dama. Un pasajero se opuso y fue lesionado en una mano, dijo el chofer de la unidad Gerardo de León Cisneros.

El camión avanzó luego del atraco y se detuvo hasta la Calzada San Pedro y Río Amazonas, en la Colonia Del Valle, en el municipio de San Pedro, en donde esperaron la llegada de la policía.