12/Aug/2020
Editoriales

El avaro

En mi barrio vivió un rico miserable. Una vez le pregunté por qué se la pasaba ladrando todas las noches. Y me respondió con cara de sufrimiento que había dejado de pagar el servicio de alarma de su casa y no tenía dinero para mantener a un perro guardián.