20/Aug/2019
Editoriales

100 días revirtiendo los estragos del neo porfirismo (alias neo liberalismo)

Si algo hay que nos pudiera permitir definir al gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) eso es definitivamente su intención de REVERTIR LOS ESTRAGOS DEL NEO LIBERALISMO o del “periodo neo liberal” desde 1983 hasta el 2018. El mismo lo ha declarado en múltiples ocasiones cuando afirma que ya se terminó ese periodo neo liberal. Si tomamos esto como el hilo conductos de sus acciones o como “marco conceptual” de lo que se ha venido haciendo,  podemos tener una visión mejor de lo que ha sucedido en estos 100 días. 

 

Así, por ejemplo, el ataque al huachicol  es el ataque a uno de los peores engendros de ese periodo: El mercado negro de combustibles, engendro a su vez del “libre mercado” en las gasolinas.

El buscar fortalecer a Pemex y la CFE eliminado su desangramiento vía la corrupción, permitirá a esas dos empresas retomar fuerza frente a las compañías extranjeras que entraron al sector energético nacional por la vía de la Reforma Energética del  expresidente Peña Nieto. 

Aumentar la producción de petróleo, gasolinas y electricidad ira revirtiendo la destrucción del sector estatal en los energéticos que fue el objetivo de todas las reformas neo liberales.

El aumento salarial del 16% de inicia la reversión de la política de bajos salarios impuesta por el FMI y el propio TLCAN como condición para que México fuera “competitivo” o “atractivo” para la inversión extranjera. Igualmente, los programas sociales como Jóvenes Construyendo el Futuro,  o los apoyos a madres que trabajan, los “créditos a palabra” etc. inician el rescata de los sectores que fueron abandonados, literalmente, por la economía neo liberal. Igualmente en el campo, la política de créditos a palabra o los precios de garantía para los granos básicos y la existencia de una entidad compradora del estado da un viraje a la  destrucción y el abandono del campo e inician su rescate. 

Podemos decir lo mismo de  otras acciones que podríamos enumerar como el exhibir a las compañías calificadoras como Fitch o Moody´s como cómplices del saqueo y la corrupción en Pemex e igualmente a los organismos autonomías como la CRE o Pemex Internacional, creados durante esos 36 años de neo liberalismo, el nombre elegante del colonialismo neo porfirista que sufrió el país durante esos años. Todas estas acciones dirigidas a contener y revertir los estragos neo liberales sobre la economía nacional y sobre la gente, junto con su comunicación constante vía las conferencias mañaneras, han hecho enormemente popular al presidente AMLO y su aprobación ronda en los 80s% en todas las encuestas.