23/10/2018
Editoriales

La situación política del gobierno del estado, cada vez se complica más, pues el gobernador Jaime Rodríguez Calderón quiere que Dios le ayude para no regresar

La situación política del gobierno del estado, cada vez se complica más, pues el gobernador Jaime Rodríguez Calderón quiere que Dios le ayude para no regresar, pidiéndole el milagro de que su amigo que vive en Los Pinoles le consiga que prospere su queja ante el TRIFE y pueda aparecer en la boleta electoral de la contienda presidencial… y a quien dejó se interino, Manuel González ya se le hizo bolas el engrudo pues al perder el round con el Congreso del estado respecto al nombramiento del Fiscal General, en vez de buscar un acercamiento para hacer del gobierno un ente unido para enfrentar a la delincuencia, dice que no, que la seguridad ya no es de su responsabilidad, y que le pregunten el nuevo Fiscal autónomo… con ese infantil criterio cree que puede renunciar a su obligación de brindar el servicio de seguridad a la población, el lado más importante de la función de un gobierno…///

Y ya no digamos cómo van las relaciones del gobierno nuevoleonés con el vecino gobierno de Tamaulipas, ni qué se piensa de su magistral obra legislativa, de ¡construir una nueva constitución!, y de otras ocurrencias insostenibles… ya comienzan a salir libros como el del doctor Romeo Flores Caballero, que hablan del fracaso del primer gobierno independiente, y en las redes sociales, los traen como lazo de cochino a los funcionarios… gulp y recontragulp…///

Ayer, el sindicato del IMSS, que dirige el químico José Luis Garza, recibió a los candidatos al senado de la república Jorge Mendoza y Martha de los Santos, quienes se aventaron buenos discursos que motivaron a los escuchas a aplaudirles fuerte… que son los candidatos del PRI y que el sindicato es de ese mismo partido político, no es sorpresa para nadie, aunque haya quienes se quejan porque quisieran ver sangre y ven miel, que no es noticia… ¿cómo la béisbol?...///