19/06/2019
Editoriales

La Guardia Nacional y el primor

 

La visita de 11 de los 12 gobernadores a la secretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero el pasado lunes explica, con mucho, algunos de los movimientos  políticos que se están dando en Tamaulipas, Nuevo León y varios otros estados del país. 

Los gobernadores ofrecieron su apoyo pleno a la creación de la Guardia Nacional  tal y como se presenta ahora por parte de Morena con mando combinado civil y  militar, o como es el caso del gobernador de Coahuila, Miguel Riquelme, que lo apoya con mando militar total. Por otro lado, el presidente Andrés Manuel López Obrador señaló hoy martes, durante la conferencia de prensa mañanera, que;  “el PAN y algunos dirigentes priistas” se oponen a la guardia nacional.  

AMLO señalo que son los mismos “que convirtieron al país en un cementerio, y nuca atacaron la inseguridad pues se dedicaron a capturar delincuentes sin atacar “el problema en sí mismo de la inseguridad” como las condiciones económicas y la pobreza y ahora “son defensores de los derechos humanos”.  

Si el PRI da su apoyo a la Guardia Nacional naturalmente pedirá algo a cambio. En la medida en que el PAN y los “conservadores” y la “prensa fifi”,  ataquen la propuesta del presidente, en esa misma medida el PRI ganara fichas de negociación con el gobierno de AMLO.

Por eso vemos ahora que en Tamaulipas varios dirigentes priistas han ingresado a a Morena y buscan candidaturas importantes; o que en Nuevo León varios ex funcionarios priistas son ahora delegados federales.

Como el mismo AMLO lo explica, para parar la violencia en México,  se requiere “un 80% cambiar la política económica neo liberal y 20% de policías”. Pero para esa tarea ya no sirve la Policía Federal Preventiva (PFP) que fue un fracaso, tiene solo 20 mil elementos, y sufrió mucha corrupción en la compra de equipos y alimentos.