15/Sep/2019
Editoriales

¿Qué crees que pasó?

Agosto 15 de 1839: nace en Cadereyta, Isaac Garza Santos, quien sería hombre de negocios y patriota reconocido. Hijo de Nicolás de la Garza y María Luisa Isabel de los Santos. Comerciante que se mudó a Monterrey e instaló una cantina de buen nivel.  

Al llegar las tropas imperialistas su negocio era uno de los preferidos por los soldados franceses. En breve tiempo inició un intercambio con sus clientes que, a cambio de tragos, ellos pe pagaban con armas y municiones que reportaban perdidas en su cuartel. Ese material de guerra, Isaac Garza se lo hacía llegar a la resistencia de los patriotas regiomontanos. Así funcionó por un tiempo hasta que un desertor belga al mando de Van Der Smissen fue capturado y confesó que su rifle lo había cambiado por tragos en la cantina de Isaac Garza. En la investigación salió a relucir que Isaac Garza ayudaba también a la causa de los mexicanos contrabandeando armas dese Texas, -principalmente compraba armas a los desertores del ejército confederado-. Fue investigado hasta que lo sorprendieron transportando armas y cartuchos, siendo detenido por Smissen, pero para su desgracia su caso fue turnado al sanguinario general Pierre Joseph Jeanningros.

La noticia de que Isaac Garza Santos estaba preso corrió por todo Monterrey, y como era muy querido, unos vecinos del barrio de El Roble fueron a ofrecer por su libertad el peso de Garza Santos en oro. Pero Jeanningros no aceptó y contra ofertó diciendo que le perdonaría la vida a Isaac Garza si denunciaba a sus compañeros de resistencia. Obviamente Garza Santos rechazó la oferta y tras un juicio sumario militar fue fusilado el 7 de junio de 1866, precisamente en la plazuela de El Roble. Una céntrica calle de Monterrey lleva el nombre de Isaac Garza.