16/01/2018
Editoriales

¡ES TODO AMIGOS!

Considerado como el mejor cronista-narrador del fútbol regio y de los mejores de México, Don Roberto Hernández Vázquez Jr. Falleció a los 79 años, como el siempre lo quiso, rodeado de su familia y en su hogar.

Todos lo decían empezando por el mismo; “Odiado y querido por muchos”, Don Rober, deja un legado difícil de igualar y casi imposible de superar. Más de 50 años de carrera, llegar a ser el líder de opinión para la mejor afición de México, como él bien la definió, transmitir más de 11 mil programas de su programa “Fútbol al Día” y narrar Seis copas del Mundo, como decimos acá en el Norte: “Ta´Cabrón”.

LA MUERTE DE “DON ROBER” VIRALIZÓ LAS REDES SOCIALES

Un personaje como Hernández Jr. No se podía ir así como así, pues instantes después de que su hijo Roberto twiteara, que su padre había fallecido a las 5 de la tarde del domingo 3 de Septiembre, de inmediato este mensaje se hizo viral, siendo replicado por miles de usuarios, lo que generó cientos de condolencias de Clubes, directivos, jugadores, empresarios de los medios de comunicación, políticos y aficionados en general, honrando la memoria de Don Rober.

Como nunca en la historia de la televisión regia, las muestras de dolor y de apoyo a la familia del cronista y de su empresa, unieron a sus competidores, Televisa y Azteca, quienes dando un buen ejemplo, respetando la imagen de líder de opinión que tenía Don Rober, logró que en sus noticieros transmitieran por igual la noticia de su lamentable fallecimiento, destacando en cada uno su gran trayectoria.

Don Rober, narró las Copas Mundiales de Alemania 74, Argentina 78, México 86, Italia 90, Estados Unidos 94 y Corea-Japón 2002. Inolvidable cuando en el segundo mundial celebrado en nuestro país transmitió el partido entre Argentina e Inglaterra en la ronda de cuartos de final.

A el le tocó narrar el llamado “Gol del Siglo”, anotado por el argentino Diego Armando Maradona, quien con su genio tomó un balón desde su terreno para atravesar el medio campo driblando al inglés que se le pusiera enfrente y burlar hasta al portero terminando con un pasesito a la red: “...Diego Armando Maradona, que cambia la velocidad, va al pique al frente, tiene a Burruchaga, se mete al área, se perfila al centro, tira... Gol, golazo, golazo, portentoso, bien bonito, bien fabricado, con una habilidad extraordinaria, con un dominio de pelota formidable, conservando el balón siempre pegado a los pies”, comentó a grito abierto en aquel memorable gol.

También Don Rober, narró el inolvidable gol que metió Maradona con la mano, que después se bautizó como él lo llamó “La Mano de Dios”.

Hernández Jr. nació en la ciudad de Irapuato, Guanajuato, el 25 de enero de 1938, llegó a Nuevo León, para trabajar en la radio y tv de Monterrey y lo hizo tan bien que por más de medio siglo con sus programas, en especial "Fútbol al Día", que se ha transmitido en más de 11 mil emisiones, con su opinión y comentarios, informó y le llegó hasta el alma a la afición futbolera regia, Tigres y Rayados, bautizándolos como “La Mejor Afición de México”.

 

Uno de sus momentos más recordados es su narración que le dolió hasta el alma llegando hasta las lágrimas, fue cuando los Tigres descendieron el 24 de Marzo de 1996 y precisamente en el Clásico 51 ante el odiado rival, el Monterrey. “Se acabó, Monterrey ganó, Tigres de la Autónoma de Nuevo León está en Segunda División. Que Dios bendiga a todos los que le hicieron daño a este equipo”, sentenció al finalizar el partido con la voz entrecortada.

 

Pero el fútbol le daría revancha a él y a sus Tigres con el regreso al máximo circuito y luego disfrutar de múltiples campeonatos con los felinos narrándoles cuando la UANL logró los campeonatos del 2011 y 2015.

“Gooool, el número 4, y de este ya no se levanta nadie, Tigres es campeón, es campeón, le guste a quien le guste cómo juega el ‘Tuca’ y cómo juega Tigres; no hay equipo en México que juegue con tanta calidad...” narraba desde el palco de prensa en aquella Final ante Santos, cuando vencieron 4-1 global.

 

Y en la final del 2015 contra el América, donde Tigres sacó un triunfo ganado a pulso en tandas de penales, donde Don Rober, le puso casa al arquero argentino Nahuel Guzmán por ser el héroe del partido al parar 4 penales a los jugadores cremas, terminando su narración con lágrimas, pero ahora sí de felicidad. ¡Ese era Don Rober!

 

“Hijo de Guacho Nieto y Compañía”, ahora sí que Don Rober, junto a Don Carlos Miloc, van a hacer un equipo celestial en honor a Dios. QEPD Don Roberto Hernández Jr.

 

“Pausa comercial y regresamos”.

 

xakitvo@gmail.com