15/10/2018
Editoriales

Extraordinario desempeño electoral tuvo Andrés Manuel López Obrador quien barrió literalmente a todos sus adversarios

Extraordinario desempeño electoral tuvo Andrés Manuel López Obrador quien barrió literalmente a todos sus adversarios, llámense Ricardo Anaya, Pepe Meade o Jaime Rodríguez “El Bronco”…  y en una demostración de madurez política, Meade fue el primero en reconocer el triunfo del tabasqueño, para después hacer lo propio Anaya y El Bronco… así da gusto ser mexicano, pues ganó la mayoría mientras que la minoría acepta su derrota, esperemos que hoy no tengamos que dar otra demostración de madurez futbolística, con otra derrota a nuestro equipo representativo en Rusia pues juega nada menos que contra Brasil, el equipo que ha ganado sus mejores juegos en México… en fin, lo cierto es que debemos estar contentos…///

Localmente tuvo sus efectos el tsunami de López Obrador, o de Morena, pues aunque no ganó la mayoría en Nuevo León, movió el tapete a los dos grandes partidos que son el PRI y el PAN, pues hasta anoche estaban en capilla San Pedro, Monterrey y Guadalupe… mientras que se veían sólidos en sus triunfos Apodaca para el PRI, Escobedo para el PRI, San Nicolás para el PAN y Santa Catarina, también para e PAN… fue en realidad una fiesta democrática, pues vimos a amigos de los que no acostumbran votar, haciendo fila en el sol, lo que en verdad vale la pena el esfuerzo, pues nuestro estado se ha consolidado como uno realmente democrático, donde hay valores sociales enormes… bien…///

La lección para los grandes partidos es muy clara, mientras no retomen el camino de la unidad y se impida que una camarilla secuestre a sus institutos políticos, seguirán divididos, que se lee: perdidos… a nivel nacional el PAN fue secuestrado por los anayistas y el PRI, por los peñistas, y ahí están los resultados… no les queda otra alternativa que abrirse a la democracia interna… ¿estamos?...///