24/09/2018
Editoriales

PONEN ESPECULADORES AL GOBIERNO CONTRA LA PARED

Mientras que el secretario de Hacienda Luis Videgaray y el gobernador del Banco de México Agustin Carstens anunciaron conjuntamente su decisión de sacrificar la economía nacional y el crecimiento ya de por si inexistente, los voceros de los grandes especuladores financieros como Moodys o el banco Barclay declaran que "nos es por ahí" y que es necesario un "ajuste creíble en el gasto federal y en Pemex" y el regreso a la "disciplina económica", como si el gobierno federal se estuviese negándose o resistiéndose a imponer esos sacrificios.

Videgaray anunció un nuevo recorte al gasto público federal "preventivo" por 132 mil millones de pesos (mdp) de los cuales 100 mil mdp serán recortes al gasto de Pemex. Además, de un exiguo presupuesto de inversión de 31, 000 mdp, se recortará 13,000 mdp en proyectos "no viables técnica o jurídicamente". Por su parte, Carstens anunció un aumento de 50 puntos base en las tasas de interés, es decir, un aumento de 3.25% a 3.75% y anuncio además su decisión de ya no intervenir en los mercados de dinero por la vía de la subasta y dejar, dijo Carstens, que sean los "sólidos fundamentos" de la economía nacional y la "estabilidad macroeconómica" los que "anclen el valor de nuestro moneda".

Por si fuera poco, Videgaray aseguró que el gobierno tiene la convicción de que "la mejor contribución que puede hacer el gasto público al crecimiento es mantener el ambiente de estabilidad macroeconómica". O sea, el gasto público se recorta aunque se reduzca el crecimiento y se colapse más la economía, con tal de mantener esa "estabilidad macroeconómica", es decir, se sacrificará la economía y a los mexicanos en proporciones iguales a las que caen los precios del petróleo y los ingresos del país. Sin embargo, como decíamos arriba, al Banco Barclay y a Moodys les paren pocos los sacrificios a pesar de que es el tercer recorte el gasto de 2015 para acá. Uno de 124 mil mdp en ese año, otro que quedó se anunció en 130 mil mdp para este año y que quedó en "solo 90,000 mdp" debido al uso de "remanencias" " del Banco de México y, finalmente, este nuevo recorte "preventivo" y "anticipado" que acaba de anunciar Videgaray.

Por todo esto podemos concluir que la banca y los especuladores están utilizando al gobierno para destruir el país y regresarlo al nivel económico que tuvo en los tiempos de la colonia española y el porfiriato. Para ello es indispensable la destrucción y la privatización que se está llevando a cabo de los restos de Pemex.