18/11/2018
Editoriales

Agosto 16 de 1969: sale de Cabo Kennedy rumbo a la Luna el Apolo 11, misión espacial tripulada impulsada por el cohete Saturno V

 

Agosto 16 de 1969: sale de Cabo Kennedy rumbo a la Luna el Apolo 11, misión espacial tripulada impulsada por el cohete Saturno V. La tripulación es integrada por el comandante Neil A. Armstrong, Edwin E. Aldrin Jr. “Buzz”, y Michael Collins. Esta misión tiene como objetivo que un humano camine en la superficie lunar y se transmita por señal de televisión a la Tierra, pues Estados Unidos celebra en ese momento una lucha sorda llamada “carrera espacial” con la URSS, ya que estas potencias desde que ganaron la II Guerra mundial competían por el poder.

  Esta proeza posibilitó el gran salto de la tecnología pues permitió probar en escenario real muchas tesis científicas relacionadas con las comunicaciones, la fotografía, la gravedad en el espacio, los altibajos de temperaturas y sus controles artificiales, la alimentación sintética, el comportamiento orgánico del cuerpo humano en el espacio, y muchísimas áreas más del conocimiento que han sido plataforma científica para avances que terminaron elevando el nivel de vida de los seres humanos. El 20 de julio llegó la nave a la Luna y la aventura sideral comenzó.

  Hoy día la NASA tiene un robot en la superficie de Marte y nos sorprende todos los días con las fotografías y datos que apreciamos con una nitidez increíble. Desde luego que esta hazaña norteamericana ha sido cuestionada desde que se transmitió en televisión, acusando a los gringos de mentir para ganarle la carrera espacial a los rusos. Está fuera de nuestro alcance demostrar una cosa o la otra, lo que sí es cierto es el gran salto que dimos como especie gracias a ese programa espacial, y que es una realidad la posibilidad de tripular un viaje con duración de 6 meses para tener como destino el planeta Marte. Este solo hecho es suficiente para terminar el debate de que si fue o no cierto el viaje a la luna, pues esa misma tecnología mejorada es la que se usó en el viaje a Marte.