24/03/2019
Editoriales

¿Qué crees que pasó?

Febrero 20 de 1943: “Nace” en el estado de Michoacán, el volcán Paricutín. No amanecía aún, cuando en el pueblo de Paricutín (Parhikutini, en purépecha, que significa "lugar al otro lado”), un campesino llamado Dionisio Pulido salió de su casa gritando que la tierra temblaba y que las piedras saltaban al cielo, saliendo mucho vapor. Presenció el nacimiento de un volcán, y su nombre ha sido registrado en Guinnes como un vidente de volcanes en construcción.

Ese mismo día emergió el volcán, al norte de la base del pico de Tancítaro, en el mero eje volcánico que atraviesa a nuestro país por la línea que se le llama "la cintura". El pueblo de Parangaricutiro quedó totalmente sepultado en la lava volcánica, pues cubrió 10 kilómetros al rededor del cráter. Este volcán estuvo activo por nueve años ininterrumpidos y del pueblo vecino, San Juan Viejo Parangaricutiro se ve aún una parte de la cúpula izquierda de su iglesia, pues la derecha como estaba en construcción, es posible que haya caído al empuje de la ola de lava. El volcán de Paricutín fue llamado "La maravilla de américa" por la prensa estadounidense especializada en fenómenos geológicos, considerándolo como uno de las Doce Maravillas del Mundo.

De lo que sí podemos estar seguros es que somos dueños del volcán más joven del mundo, y su "padrino" Dionisio Pulido, es considerado un héroe, pues gracias a su oportuno aviso, se pudo evacuar a tiempo las dos poblaciones, sin ninguna pérdida humana. Sigue siendo parte de un tour que sale de la ciudad de Uruapan, localizada a 29 kilómetros de distancia del ahora parque nacional Pico de Tancítaro, donde sobresale el volcán de Paricutín. No he localizado el monto de las ayudas que el gobierno proporcionó a la población afectada, pues en Gobernación existe desde siempre un departamento, ahora dirección, que apoya en casos de emergencias por fenómenos naturales. En verdad que a los que nos gusta la historia, en este país no nos la acabamos, pues tenemos material de estudio en miles de rubros, y la historia volcánica es uno por demás interesante.