03/Aug/2020
Editoriales

La Mano del muerto

James Butler Hickok (1837-1876), alias “Wild Bill”, o Bill El Salvaje, fue un pistolero famoso nacido en Illinois y desde joven fue muy violento. Alcanzó a ser nombrado comisario en pueblos de Nebraska y Kansas, y siempre fue aficionado a jugar a las cartas. Una vez, estando en un bar de Dakota del Sur, Wild Bill jugaba poker con unos parroquianos, y contrario a su costumbre de siempre sentarse con la espalda a la pared, se tuvo que acomodar dándole la espalda a la puerta y precisamente por ahí entró a la cantina Jack McCall, enemigo de Wild Bill, y cuando éste tenía en sus mano cuatro cartas que eran: dos ases y dos ochos, McCall le dio un tiro en la cabeza. El pistolero se desplomó muerto pero nunca soltó de entre los dedos las cartas mencionadas. A partir de ese momento, cuando a algún jugador le tocan dos ases y dos ochos, se dice que le tocó la Mano del Muerto, y se asocia a la mala suerte. McCall fue capturado y colgado en 1877 mientras que Wild Bill ingresó a el Hall of Fame del Póker.