14/11/2018
Editoriales

Remedios 12 10 2018

El cambio de la oficina de prensa destinada a reporteros por parte de Comunicación Institucional del Congreso que se ubica a unos pasos de la Oficialía Mayor del Poder Legislativo, afectó a los periodistas, pues si bien ahora de todo se enteran cuando alguien va a presentar un  asunto, ahora todos están amontonados.

 Pero definitivamente, el achicamiento de la oficina y por ende menos computadoras, provoca ahora hacinamiento de reporteros y algunos optan mejor por buscar escribir en otros lugares.

 Y es que hay muchos reporteros que van a escribir a prensa del Congreso aunque no cubran la fuente y ni modo de correrlos.

 Por otra parte, el Congreso distribuyó entre los reporteros gaffettes que deben portar de manera obligatoria en el interior del Recinto Legislativo, pero no han faltado algunos vivales que les han empezado a dar mal uso y eso debe cuidar Comunicación a quien le da, porque esos individuos están en la explanada del Congreso a la espera de diputados y funcionarios y apantallar con el gaffette para practicar la extorsión de manera descarada.