26/09/2018
Editoriales

Julio 09 de 1976: Inauguran el gobernador Pedro Gregorio Zorrilla Martínez y el alcalde de Monterrey Leopoldo González Sáenz el nuevo Palacio Municipal de Monterrey

 

Julio 09 de 1976: Inauguran el gobernador Pedro Gregorio Zorrilla Martínez y el alcalde de Monterrey Leopoldo González Sáenz el nuevo Palacio Municipal de Monterrey, ubicado en el extremo sur de la Plaza Zaragoza. El cronista de la ciudad, don José P. Saldaña opinaba que el sitio ideal para ubicar este edificio era en donde ahora se encuentrael Museo de Arte Contemporáneo, MARCO, que está al sur de la Catedral, pero la escasez de recursos económicos para adquirir las viejas casas que ocupaban el espacio, hizo que se tomara la decisión de erigirlo en plena Plaza Zaragoza.

   El edificio aún hoy es imponente, pues sus diseñadores, arquitectos Nicolás Hadjópulos, Juan Villarreal, Jorge Albuerne y César X. Flores, tuvieron muy claro que al rematar la plaza Zaragoza no podía reducirse la visión, así que proyectaron que la planta baja fuera parte del espacio abierto, lo que significa que el primer piso se ubican las primeras oficinas como son la Sala de cabildo y la oficina del Alcalde. Luego del concurso público en donde ganaron los mencionados arquitectos, el 20 de agosto de 1974 arrancaron las obras que se terminaron en julio 09 de 1976.

   La supervisión de la obra corrió a cargo de mi maestro y amigo Federico Villarreal, quien era el director de obras públicas municipales. El sótano de dos niveles alberga 200 cajones de estacionamiento y el patio central está techado con acrílicos sostenidos por una estructura metálica, dejando pasar la luz del sol y al mismo tiempo protegiendo de la intemperie a quienes estén en la planta baja, ya sea en manifestación de sus quejas, como si participan en las actividades cotidianas del gobierno municipal.

   Cuenta con dos elevadores públicos en donde caben unas veinte personas en cada uno, y unas escaleras eléctricas cubren la ruta de planta baja al primer piso. Ese mismo día se celebró la última sesión del Cabildo en la sala del antiguo palacio municipal, hoy Museo Metropolitano de Monterrey. El actual palacio municipal sigue siendo un bello edificio que desde su inauguración ha dado servicio a la sociedad regiomontana.