19/09/2018
Editoriales

Agosto 2 de 1949: muere en Monterrey, Salomé Botello, abogado, legislador local y gobernador interino de Nuevo León

Agosto 2 de 1949: muere en Monterrey, Salomé Botello, abogado, legislador local y gobernador interino de Nuevo León. Nace en Villaldama, en noviembre 2 de 1875, estudia leyes en la Escuela Nacional de Jurisprudencia, titulándose en la ciudad de México en 1902.

   Viaja a Europa donde vive intensas jornadas académicas y políticas, pero regresando a México pagó su osadía de publicar desde el extranjero artículos en contra del poderoso ministro porfirista Limantour, para equilibrar los ataques de éste a Bernardo Reyes, quien competía con él por motivos de una posible sucesión del presidente Porfirio Díaz, y alcanza a ser preso en la cárcel de Belén. El gobernador Bernardo Reyes, enterado del problema, una vez libre lo invita a regresar, así lo hace, y ejerciendo su carrera profesional en Nuevo León, se convierte en apoderado de algunas empresas privadas relevantes.

   Imparte cátedra en la Escuela de Leyes y en el Colegio Civil de Monterrey, incorporándose a la Logia Masónica local. Entra a la política alcanzando a ser síndico de Monterrey y diputado local en 1909. Botello fue distinguido por el presidente Porfirio Díaz con el nombramiento de ministro de Comercio, cargo que Botello agradeció pero rechazó. En 1913, ante la salida de la gubernatura del general Jerónimo Treviño, Salomé Botello lo sustituye en la primera silla del Estado. Sin embargo, el 1º de abril de 1914 es obligado a renunciar debido a la revolución constitucionalista, pues llega el ejército revolucionario a ocupar la ciudad y el general lampacense Antonio I. Villarreal es designado gobernante de Nuevo León. Estuvo cerca de ser fusilado pero consigue escapar y emigra a Estados Unidos, viviendo en Nueva York hasta el año 1915, para después irse a vivir en San Antonio, Texas, y de allí regresar a México en 1920. Muere en esta ciudad en un día como hoy del año 1949.