Nacional

México tiene al menos un millón de alumnos sobredotados

Guadalajara - Aunque México tiene más de un millón de alumnos sobredotados, el 95 por ciento de ellos no se encuentra detectado y diagnosticado, lo cual ocasiona fuga de cerebros y el fenómeno del letargo intelectual.

En rueda de prensa, en el marco de la inauguración del Centro de Atención al Talento (Cedat) Guadalajara, el director general del organismo, Asdrúbal Almazán, resaltó la importancia de atender a este sector de la población, porque representa la posibilidad de desarrollo que tiene el país.

Citó como ejemplo que en Jalisco, de 40 mil niños sobredotados que se estima solamente un 3 por ciento ha sido detectado y atendido como tal.

De esta forma, comentó que dicho Centro tiene ya seis años trabajando en la Ciudad de México y en ese lapso se ha logrado dar atención a dos mil niños sobredotados, quienes serán los investigadores del futuro.

Añadió que ese espacio cuenta con casos importantes a nivel internacional, como el hecho de tener a los tres psicólogos más jóvenes del mundo, al médico más joven y al segundo a nivel mundial.

"Tenemos niños trabajando en robótica, donde los niños fabrican juguetes y el objetivo es atender a la población de Jalisco, hemos tenido gente de este estado, los hemos diagnosticado, pero es difícil darles seguimiento por la distancia", acotó.

En ese sentido, Andrew Almazán Anaya, joven investigador de 21 años de edad, subrayó que el Cedat es el organismo más grande en diagnóstico y atención psicoeducativa de niños sobredotados de América Latina.

"Si esos niños no son detectados desde temprana edad, vivirán escenarios de discriminación, bullying e incomprensión en sus entornos escolares, además corren el riesgo de ser diagnosticados erróneamente con padecimientos psicológicos y enfermedades psiquiátricas", advirtió.

Reiteró que si un niño sobredotado no se le descubre desde temprana edad "terminará por perder sus increíbles capacidades", por lo que el Cedat Guadalajara, se dará a la tarea de buscar a esas mentes brillantes y darles seguimiento, añadió.

Andrew Almazán, quien es director del área de Psicología e investigador del Cedat, apuntó que se trajo a esta ciudad un programa especializado, basado en un modelo probado en detección y atención diferenciada para las mentes más inteligentes.

Destacó que la meta que tiene es diagnosticar en los próximos tres años al menos a mil sobredotados jaliscienses, a fin de que el estado y el país en general ganen al aprovechar las capacidades extraordinarias de estos niños, en el propio desarrollo económico y social.