16/12/2018
Editoriales

III INFORME DEL BRONCO: ¿DEBE RENUNCIAR?

El solo hecho de que Jaime Rodríguez Calderón “el Bronco” haya recibido en Nuevo León sólo un 16% de la votación como candidato presidencial y que además haya perdido como tal en el municipio que él gobernó, García, habla claramente del grado de desencanto, de frustración y de coraje que sienten los nuevoleoneses por su gobierno, los mismos nuevoleoneses de los cuales más de un 50% le dio su voto. 

    Ese desplome en su popularidad e imagen no sólo tiene que ver, son su desparpajo, su ignorancia e incapacidad manifiesta, sino también con otras variables que han sido el saldo de su gobierno: Aumento de la deuda de 58,050 en que la recibió, a los 71,023 en que cerró en diciembre del 2017, antes de su aventura fracasada de candidato golpeador de AMLO, y los cerca de 77 mil mdp en que cerrará este año.  Ese crecimiento producto de una supuesta “renegociación” que ahorrará recursos al estado, ha hecho que el pago de intereses aumente de menos de 5,000 mdp al año a los 7,617 mdp en 2017 y los 8,387 que se pagarán en este 2018.  La parálisis del gobierno es total y los recursos destinados a la obra pública ni siquiera pueden cubrir el costo de los vagones del Metro para los que se busca incurrir en una deuda de 1,600 mdp para ir a comprar vagones chatarra en Europa como ya lo anunciaron.  

   En ese contexto de parálisis del gobierno,  ausencia de obras y proyectos y por lo tanto de empleos y crecimiento económico, los delitos se disparan y, por ejemplo, los homicidios dolosos aumentaron de 441 en el 2015, a 644 en el 2016 y 559 en octubre del 2017, antes de la aventura presidencial.  Los secuestros aumentaron de 21, a 27 y luego a 31 en el mismo lapso.  Probablemente el gobernador no entienda la conexión entre la falta de crecimiento y oportunidades y el aumento de los delitos y la violencia debido a la “formación filosófica” que recibió en el Libro Vaquero.  Pero podemos mencionar otros fracasos: La casi exoneración del ex gobernador Rodrigo Medina ante las torpezas del fiscal ante corrupción; el total descontrol de los centros penitenciarios dominados hoy, abiertamente, por los cárteles de la droga y con constantes y sangrientos motines; el lastimoso estado de obras tan necesarias como la Línea III del Metro; el hecho de que Nuevo León tiene uno de los primeros lugares en feminicidios, etc.

   Jaime Rodríguez debe reflexionar y pensar como nuevoleonés. Así entenderá que es mejor que deje su puesto a otra persona con mayor capacidad intelectual y sin problemas mentales como los que él exhibe constantemente con sus desplantes y su desparpajo.  Debe presentar su Tercer  Informe y después despedirse y renunciar. 3 Años más de gobierno de Jaime Rodríguez puede conducir a nuestro estado a una pesadilla de sangre y violencia  como las que ya se viven en otros estados de la federación.