18/11/2018
Editoriales

Inevitable es hablar del último debate presidencial celebrado en la blanca Mérida, pues hubo de todo como en botica

Inevitable es hablar del último debate presidencial celebrado en la blanca Mérida, pues hubo de todo como en botica… López Obrador se la pasó presumiendo que según él, va ¡30 puntos arriba! de Pepe Meade y de Ricardo Anaya, cuando ninguna de las encuestas le da ese margen… Anaya estuvo golpeando duro a López Obrador, denunciando que tuvo sus contratistas favoritos durante su gobierno en CDMX, y retándolo a que renuncie a su candidatura si le muestra los contratos firmados por él… mientras que Meade se vio como en los otros dos debates, como el más conocedor, con la novedad de que ahora sí atacó a Anaya diciéndole que de los tres, el único indiciado era él… a AMLO le soltó varios golpes duros, y uno que destacó fue cuando le dijo que era el enemigo número uno de los empleos en México, pues en su paso por el gobierno de CDMX no creó empleos, siendo que sus antecesores y sus sucesores sí lo hicieron…///

Otro cuestionamiento a AMLO que le dolió fue en el tema de que fue el único gobernante de CDMX que no le metió un solo peso al Metro, a pesar de que es el transporte de los más pobres… en resumen, le dio una paliza a AMLO, pero eso no sabemos cuánto vaya a impactar en los resultados electorales que el próximo día primero se manifestarán en las urnas… derivado de esta última crítica fue que López Obrador dijo que entonces cómo era posible que en CDMX él tuviera cuatro veces más apoyo de la gente que sus adversarios, pues si la hubiera hecho tan mal, la gente lo odiaría… buena defensa, aunque exagerada…///

Para Audiencia Pública el tercero y último de los debates fue ganado por Pepe Meade, seguido de Ricardo Anaya, luego por el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, y al último AMLO… los golpes a Ricardo Anaya le bajaron su gesto anterior de estudiante nerd que se las sabe de todas, todas, pero lo que sea de cada quien, su talante contrario al presidente Peña Nieto sigue igual de duro… al final, ni AMLO le dio la mano, pero eso es parte del juego que le gusta jugar…///

En cuanto a Jaime Rodríguez Calderón, finalmente demostró que se metió a competir sólo para acomodarse con el próximo presidente, y como él considera que AMLO ganará, siguió con su política de ganárselo… ya había dio en otro debate que le gustaría asesorarlo en cuestiones agrícolas, cuando hablaban del estado de Guerrero, y ahora siguió con su plan de quedar bien, dándole la razón con frases como: tiene razón Andrés Manuel, como dijo Andrés Manuel, y otras más… ¿qué tal pollo pa’l arroz?...///