11/Dec/2019
Editoriales

La Era de las ideas

Hace menos de dos décadas nadie conocíamos ni siquiera habíamos escuchado el nombre de Netflix. Se trata de una empresa californiana que ya se metió a las recámaras de millones de hogares en el mundo, pues proyectan películas -algunas muy buenas- en línea.

La fundaron en 1997 con un capital mínimo Reed Hastings y Marc Randolph, y ahora tiene ingresos por 16 mil millones de dólares. Produce sus propias películas y en consecuencia le llueven propuestas de negocios.

Tan solo uno menor pero creo interesante comentar es que el gran director de cine Orson Welles (Wisconsin 1915- Hollywood 1985), que también era actor y productor, dejó una magnífica película sin exhibir y Netflix la recuperó para explotarla con un gran éxito. Este holding ya es tan poderoso en el campo de las artes visuales como Amazon en el de los libros. Da miedo hablar de las cantidades de dinero que ganan al año. Esta es, sin duda, una época en donde las ideas valen mucho más que las acciones.