19/06/2018
Editoriales

EL DETONANTE DEL DERRUMBE GLOBAL

Un informe de la agencia británica Reuters, fechado el 7 de enero y titulado "Novo Banco, volatility cast shadow over senior debt market" (Novo Banco: la volatilidad ensombrece la deuda prioritaria) muestra que la política de "rescate interno de los banco" que comenzó el 1 de enero en toda Europa (y es obligatoria en la Ley Dodd-Frank en Estados Unidos) ha paralizado el mercado europeo de bonos prioritarios de calidad de inversión. El director fundador de EIR, Lyndon LaRouche, había advertido en diciembre que el primero de enero sería un punto de inflexión para el derrumbe financiero y económico general si no se aplicasen los remedios de la ley Glass-Steagall. El derrumbe global en el mercado de valores desde el 1 de enero se ha culpado falsamente a China; pero el cierre del mercado de bonos en Europa muestra que la política de "rescate interno" de la que advirtió LaRouche, es la causa primaria.

Reuters informa que desde el primero de enero, no se ha podido emitir ningún bono financiero principal con éxito, y las fuentes de Reuters señalan que, de plano señalan que la causa de ello son los rescates internos, en especial la expropiación ilegal que hizo el banco central portugués a los tenedores de bonos del Banco Novo, cuando se aplicó el rescate interno de éste. Los bancos europeos colocaron en la primera semana de 2015 el equivalente a más de 16,500 millones de euros, libras esterlinas y dólares estadounidenses en bonos financieros, y en la primera semana de 2014 casi 18,000 millones. Pero en la primera semana de 2016, consiguieron cero, por primera vez desde el crac del año 2008.

El servicio noticioso cita al presidente de un fondo de inversión: "Novo Banco le causó un hueco enorme a la cartera de los inversionistas y muchos van a revisar sus planes de inversión y se van a replegar a los campeones nacionales claves [grandes bancos] donde no hay ninguna duda sobre la solvencia y la liquidez". Otro mostró su asombro de que se hayan expropiado bonos prioritarios de calidad de inversión, durante el rescate interno del Novo Banco: "Lo que sucedió con Novo Banco debe recordarle a los inversionistas que los reguladores harán lo que consideren conveniente en momentos de peligro". Los bonos de los bancos han perdido valor por parejo, desde los más importantes hasta los más expropiables, los llamados "bonos de rescate interno" que los reguladores le ordenaron a los bancos que tenían que vender bajo la política inspirada por Londres.

El banco Santander UK Holdings Plc es uno de los varios bancos que anunciaron venta de bonos esta semana, y luego tuvieron que retirarla porque no se vendieron bien o se vendieron a un descuento enorme.

El mercado de bonos se afectó aún más cuando los bancos intentaron vender los bonos de rescate interno que sirven para "absorber pérdidas", los cuales pierden su valor en una crisis, cosa ya bien conocida en el mercado de bonos.