18/12/2018
Editoriales

Entrecurules 20 07 2018

Por las decisiones que ha tomado como Presidente electo de México, diversos analistas políticos y periodistas, coinciden en señalar que Andrés Manuel López Obrador, ya empezó a dar muestras que tomará decisiones autoritarias.

 Por ejemplo, en un amplio reportaje el periodista Arturo Rodríguez García, quien escribe para una revista de prestigio a nivel nacional, expone los deslices autoritarios de López Obrador, quien con el argumento de que México "es un país presidencialista, ya empezó a dar muestras de autoritarismo, un estilo que se creía superado, luego de la derrota del PRI.

 Y curioso, incorporó a su gabinete a personajes que el primero de julio, ganaron lugares que no ocuparan en el Senado o la Cámara de diputados y sugirió nombramientos que sólo corresponden al Poder Legislativo, aún sin ser Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos.

Y el analista Héctor Tajonar, escribe sobre el poder casi absoluto de Andrés Manuel López Obrador, obtenido en las urnas, situación que le permitirá gobernar sin contrapesos a partir del primero de diciembre.

 Esta situación, puede dar lugar a una grave e inadmisible regresión: la restauración de un presidencialismo entre el que está en funciones y su sucesor.

 Y en realidad existe incertidumbre sobre cómo utilizara AMLO el inmenso poder con más de 30 millones de votos, el 53 por ciento de los sufragios emitidos.

 Contará AMLO, con 303 escaños en la Cámara de diputados y 70 en la de Senadores, cinco gubernaturas, 19 legislaturas locales y 252 municipios, incluyendo nueve capitales.

 Y otro gesto autoritario es la oposición a qué el nuevo fiscal general de la República sea autónomo y que por el contrario dependa del Presidente.

 Específicamente la negativa de  López Obrador es modificar el artículo 102 para garantizar la verdadera autonomía de la nueva fiscalía.

 Sin embargo se espera que el nuevo mandatario diga no a la regresión, no cancele la esperanza derivada de la victoria y se convierta en un auténtico hombre de Estado para pasar a la historia como un buen Presidente.