24/05/2018
Editoriales

El ingenio

En algunos países europeos, como Escocia, con las leyes de protección de la ecología y el medio ambiente, se prohíbe retirar nidos de pájaros de los techos, aunque perjudiquen a los residentes.

Es obvio que la gran mayoría de los afectados buscan la forma de quitarlos, pero como le temen a la ley, se ha descubierto que hay algunos residentes malvados que encontraron la forma de deshacerse de los pajaritos sin tener que tocarlos: les colocan junto al nido trozos de excremento de leones y tigres, que consiguen en los zoológicos, y al olerlos, los pájaros salen volando. 

Ingeniosos esos escoceses ¿no?