27/04/2018
Editoriales

Remedios 11 marzo 2016

Saúl González, director de Comunicación Social de la bancada del PVEM en el Congreso local, se acaba de estrenar como papá, luego que su hogar fue visitado por la cigüeña. Felicidades. Están bien la mamá como el bebé felicidades.

Por lo pequeño del lugar, es decir, donde fue la comparecencia, los reporteros de la fuente no pudieron estar donde estaba el Procurador y tuvieron que ver por circuito cerrado de televisión a Roberto Flores Treviño el Procurador, en una sala contigua. Inclusive, durante la comparecencia el funcionario se expresó mal de los comunicadores, luego de pedir a los diputados no mostrar la información del monto que pagó por sus deudas de juego. Desde luego que a los diputados si se las mostró.

Y cuando llegó Julio González Hernández al lugar, la raza le empezó a hacer bulling, al decir "no lo dejen entrar porque es oreja de gobierno". Inclusive, algunos diputados prefirieron estar al lado de los reporteros como Marco Antonio Martínez, de la bancada independiente y otros.

Al salir, los reporteros rodearon al Procurador para cuestionarlo de que si va a renunciar, pero él nunca dejó de caminar y los dejó con la palabra en la boca.

Mucha de la raza de la fuente para alcanzar lugar no tuvieron tiempo para comer y se tuvieron que conformar con diez galletas que había. Ah raza.