20/Nov/2019
Editoriales

Entrecurules 02 11 18

TODO EL TRABAJO SE FUE A LA BASURA. Todo el trabajo realizado por los coordinadores de los diferentes grupos legislativos del Congreso local y la Comisión de Gobernación se fue a la basura por la falta de consensos para la integración de los Concejales del municipio de Monterrey, ante la anulación de los comicios de Monterrey.

 En este trabajo aunque en un principio trabajaron unidas las ocho bancadas del Poder Legislativo, es decir el PAN, el PRI, Morena, Movimiento Ciudadano, Partido del Trabajo, PVEM, PES y Nueva Alianza, poco a poco Acción Nacional se alejó por no estar de acuerdo con las propuestas que se pusieron sobre la mesa para Concejales y prácticamente abandonó las reuniones.

 Y aunque en la Comisión de Gobernación los diputados lograron aprobar el dictamen correspondiente, en el Pleno no pasó lo mismo ante la ausencia de toda la bancada del PAN y como consecuencia la votación fue de 25 votos a favor y uno en contra, después de que ya se había leído desde la tribuna el dictamen correspondiente.

 Durante la sesión, todas las curules de los diputados del PAN estuvieron vacías.

 Y entonces, el plazo que se habían fijado los diputados para resolver este asunto ayer a las 10 de la mañana, se extendió mucho, pero los panistas no cedieron, pero tampoco los demás.

 En este paso, se unieron a la bancada del PRI, Morena, Movimiento Ciudadano, Partido del Trabajo, PES, PVEM y Nueva Alianza, pero no Acción Nacional.

 Y hay que señalar que desde que inició la actual legislatura, esta es la primera vez que Acción Nacional abandona el trabajo legislativo por no estar de acuerdo con la propuesta plasmada en el dictamen.

 Y de esta manera, "la armonía" que existía de felicitaciones y espaldarazos a diputados que presentaban determinadas iniciativas, se terminaron.

 El tema quedó cerrado ayer con la devolución del dictamen ya citado a la Comisión de Gobernación para seguir buscando consensos, pero no se sabe cuándo, digo, porque el lunes sesiona otra vez el Congreso, pero será para la glosa del III Informe del Gobernador Jaime Rodríguez Calderón.

 Y entonces, la consecuencia que hay es que no tenemos Alcalde de Monterrey, pero los diputados dicen que el Secretario del Ayuntamiento todavía tiene 30 días para encabezar los trabajos del municipio para evitar un vacío de poder, en tanto se resuelve este asunto tan delicado, pero por la falta de consensos no se sabe cuándo quedará solucionado el caso.

 Todo esto sucedió por la anulación de los comicios en Monterrey, decisión que tomó el Tribunal Electoral del Judicial de la Federación.

Por lo pronto, esta semana todo lo realizado se fue a la basura.