20/Sep/2019
Editoriales

OTRO ESCANDALO SOBRE LA DEUDA

El servicio de la deuda federal (Saldo Historia de loa Requerimientos Financieros del Sector Publico ) se llevara, como es sabido, 568 mil millones de peso del Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) en 2017; un cifra mayor que los recursos que irán a la educación, la salud, el desarrollo social y las instituciones de educación superior que serán solo de 556,00 mdp.

Todo esto, como es bien sabido también, ira a para a los bancos acreedores en la forma de pagos de intereses en su mayoría y solo un mínimo de capital puesto que la deuda después de estos pagos aumentara. Sin embargo, es posible que el servicio de la deuda observa también la mayor parte de los recursos que se destinaran a las entidades federativas o "su nacionales" y que asciende a 738,548 mdp, recursos que, por cierto, no fueron recortados por la SHCP para el próximo año sino más bien aumentados pues en este año 2016 fueron solo de 701,200 mdp.

De ese total, un 61.5% será afectado por las "obligaciones" de esos gobiernos sub nacionales en promedio, pero entidades como la CDMX que un 100% de sus participaciones federales serán absorbidas por la deuda; o el caso de Nuevo León en donde un 90% de ellas lo serán y Coahuila con un 88%. Esas entidades como muchas más tiene sus "obligaciones" en su mayor parte contraídas con la banca privada, más de un 55%, y del total de los bancos que operan en México, un 37% de esa deuda la acaparan Banorte e Interacciones de la familia Hank González, la otra tercera parte los bancos españoles BBVA Bancomer y Santander y la otra está en manos de Banamex y HSBC y una proporción menor con bancos más pequeños. Todos ellos serán los beneficiarios de la mayor parte de esas participaciones federales para los estados y municipios.