19/09/2018
Editoriales

EXPLICA COHEN EL FENOMENO PUTIN

En su entrevista radial periódica en el programa de John Batchelor de la WABC, el profesor Stephen Cohen una personalidad prestante del Comité Americano por un Acuerdo Este-Oeste, presentó el 10 de mayo un apoyo a pleno pulmón al arte de gobernar de Vladimir Putin, en contra de la "narrativa del vilipendio" dominante dentro del establecimiento de Estados Unidos.

Batchelor destacó que Putin ocupa ahora la sexta posición entre las personas más admiradas en el mundo, según una encuesta en 30 naciones (solo superado por Bill Gates, Obama, el presidente Xi y otros). "Y él tiene entre un 80 y 90 por ciento en tasa de aceptación en Rusia, continuamente. Es un fenómeno", agregó Cohen.

Lo que sigue es una transcripción parafraseada del argumento de Cohen:

"Yo quiero enfocarme en Putin. Putin es, o el estadista más grande del siglo 21, o el demonio y peligro más grande. En Estados Unidos nadie se refiere a él como estadista, debido a que está tan satanizado. Pero es el elefante en todos los salones de discusiones sobre política exterior, excepto que no se debate, debido a la difamación de una década contra Putin en Estados Unidos por parte de los medios de comunicación y el Congreso.

"Ahora nos hemos metido en una Guerra Fría más peligrosa. La concentración de fuerzas de la OTAN cerca de las fronteras con Rusia, que como lo destacó el desfile del Regimiento Inmortal en Rusia, desde junio de 1941, cuando la invasión alemana, no había habido una concentración de este tipo de fuerzas hostiles en las fronteras con Rusia. La concentración está plagada de consecuencias sicológicas para Rusia, ya que estamos ahora en una nueva guerra fría. La cuestión es, ¿es Putin el gran estadista que sacó a Rusia de la ruina, la miseria y al borde del colapso, y la convirtió de nuevo en una gran potencia en el mundo, o, como insiste la narrativa difamadora, es el hombre que nos llevó a estos nuevos peligros?

"La perspectiva de la satanización ortodoxa de Putin en Estados Unidos se debe a que borran sus logros, ya no se le da crédito por nada. La evidencia es muy amplia: 16 años después, la población rusa está mucho mejor que antes, con ingresos per cápita más elevados, una tasa de natalidad mayor, menos muertes prematuras, una tasa de suicidios la más baja en la historia de Rusia, en tanto que la tasa de suicidios en los Estados Unidos está aumentando. Rusia estaba a punto de reventar en 1999. Era un país enorme, cargado con todo tipo imaginable de armas de destrucción masiva. Si Rusia se hubiera desmembrado y partes de la nación al separarse de Moscú se hubieran llevado consigo esas armas, incluyendo el material nuclear radioactivo, ¿dónde estaríamos nosotros hoy en el combate en contra del terrorismo internacional? Los aviones que atacaron las torres gemelas el 11 de septiembre hubieran tenido material radioactivo, quizá una lata. El preservó la unión de Rusia, la volvió a centralizar. Los grandes logros de Putin y los hombres en su entorno, mejoraron nuestra seguridad nacional, por lo cuál no se le da ningún crédito.

"Las relaciones con Occidente, en particular con Estados Unidos, después del 11 de Septiembre: él le brindo a oficiales militares de Bush, inteligencia, rutas de tránsito a Afganistán, que le ayudaron a EU en la guerra en contra del Talibán. La ayuda de Putin salvó cientos o miles de vidas estadounidenses. Putin hizo posible que Assad decidiera entregar las armas de destrucción masiva químicas para su destrucción internacional. Putin le ayudó a Obama en el Tratado Irán. La coalición militar ruso-siria ha ganado victorias militares sin precedentes en contra del Estado Islámico. La Fuerza Aérea y las Fuerzas Especiales terrestres de Putin, junto con el Ejército de Siria, y aliados tomaron Palmira, y es muy probable que aseguren Aleppo. Y en Estados Unidos no se le da ningún crédito por esto. Uno de los problemas más serios en las relaciones EU-soviéticas y las relaciones EU-rusas ha sido el antisemitismo en Rusia. Putin es conocido ahora como el mejor amigo de los judíos rusos y de Israel que hayan tenido en el Kremlin en toda la historia.

"Se sataniza a Putin por ser un agresor y caudillo belicoso (Georgia y Ucrania), por ser déspota, autócrata y cleptomaníaco. Yo he repasado todas las evidencias y no existe evidencia alguna de estas cosas. Los historiadores serios van a concluir que él no es ningún líder con una política exterior agresiva, sino primariamente reactiva". (Cohen repasa la historia de la expansión de la OTAN y la agenda de EU de los últimos 25 años, con relación a Rusia).

Concluye: "La misión histórica de Putin ha sido reconstruir y sanar a Rusia internamente y asegurar sus fronteras. Putin es conocido entre los más altos círculos rusos como "Vladimir el salvador" enviado para salvar a Rusia. El Washington Post dice el criminal de Putin nunca va a ser un socio estratégico. Pero el camino a la seguridad nacional de EU pasa por Moscú. En la medida en que lo estemos satanizando, estamos socavando sistemáticamente nuestra seguridad nacional, en relación al terrorismo, proliferación nuclear, medio ambiente, la economía. Es un menoscabo sistemático a la seguridad nacional de EU".

La revista de actualidad radial de John Batchelor esta basada en WABC en Manhattan y sale al aire especialmente en la ciudad de Nueva York y Washington así como también en línea. Claramente, su foco son los círculos que toman las decisiones políticas.