15/Nov/2019
Editoriales

El T-MEC superará los 2 lastres del TLCAN: Inversión no productiva y mano de obra barata, dicen AMLO, G. Márquez y J. Seade

Durante la conferencia de prensa mañanera de este jueves, el presidente Andrés Manuel López Obrador anunció que hoy se presentaría ante el Senado la propuesta para el Tratado  México, Estados Unidos, Canadá,  para su aprobación.  Según explicó el Presidente será aprobado ya que traerá “beneficios” para  México pues “habrá más inversión extranjera”  y también empleos bien pagados”.

 El Presidente también explicó que se mantiene un proceso de negociaciones y comunicación con los gobiernos de EU y Canadá para que exista la “cooperación para el desarrollo”  y para un “comercio justo” sin barreras ni aranceles.  Por su parte, la secretaria de Economía, Gabriela Márquez señaló que el T-MEC es un TLCAN “modernizado” puesto que éste había sido aprobado en 1994 y que en ese tiempo han cambiado las cosas. Según la Dra.  Márquez esta “modernización” del Tratado permitirá “abrir espacios” para la inversión extranjera que produzca “actividad productiva”  con bienes para “el mercado interno y también para el mercado externo” de los países.  

  Estas afirmaciones de parte del Presidente y la secretaria de Economía se basan, según explicó después Jesús Seade ---- el principal negociador de parte de México en el T MEC-- en que se aprobó una reforma laboral en México y de parte de EU se eliminaron los aranceles para el acero mexicano. Estas aclaraciones fueron hechas por los tres funcionarios debido a que, durante los 25 años de TLCAN, México fue receptor de inversión extranjera no productiva, la mayor parte de ella dirigida hacia las “adquisiciones” de empresas ya existentes, y además convirtió al país en una reservorio de mano de obra barata, especialmente en la zona fronteriza norte.