14/Nov/2019
Local

Baja Guadalupe casi la mitad del robo de vehículos

Guadalupe.- Durante el 2019, la Policía de Guadalupe bajó casi un 50 % la incidencia de robos de vehículos, y lleva desde que inició la Alcaldesa Cristina Díaz más de 200 automóviles recuperados con apoyo de la tecnología en Unidad Guardián.

  El Secretario de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, Gerardo Palacios, atribuyó estos resultados a la confianza de los vecinos, a la adquisición de patrullas dotadas con tecnología de punta, a la capacitación de policías y a la eficiencia en el llenado del Informe Policial Homologado.

 Ante esta labor, la corporación municipal logró detener a 105 personas relacionadas con este delito.

   “Se ha hecho una inversión muy importante para dotarnos de nuevas patrullas, de la mejor calidad, algunas de las cuales con video a bordo y equipadas con cámaras para lectura de placas y reconocimiento facial”, recordó el funcionario municipal.

 En diferentes sectores del Municipio, Palacios Pámanes dijo que sostuvieron reuniones con vecinos, que aportaron información para combatir y prevenir también otros delitos patrimoniales.

  Por ejemplo, de enero a septiembre del presente año, se logró la disminución de delitos comparado con el mismo periodo del 2018.

 El robo a negocio tuvo una baja del 21%; el robo a casa-habitación fue de un 15% por ciento; y el robo a transeúnte disminuyó un 10 %.

  Por otra parte, cifras de la Fiscalía General de Justicia del Estado, posicionaron a la Policía de Guadalupe, como la corporación que más personas detuvo en octubre por la comisión de delitos en Nuevo León, con un total de 161 detenidos.

  “Mejorar en el llenado del Informe Policial Homologado, nos ha permitido ser la corporación de todo Nuevo León, entre municipales, estatales y federales, que mayor porcentaje de eficacia tiene con las detenciones que realiza”, aseguró Palacios Pámanes.

  Con ello, agregó, la Policía de Guadalupe es la que menos se le señala con detenciones ilegales en un juicio penal, por parte de los propios jueces, logrando que a los detenidos se les vincule a un proceso, en la mayor parte de los casos.