17/07/2019
Editoriales

Inauguración del Teatro Esperanza Iris

Con la presencia del presidente de la República, don Venustiano Carranza, se inaugura el 25 de mayo de 1918, el Teatro Esperanza Iris. Estaba entre otros invitados, la empresaria teatral y actriz de ese nombre. Las notas del Himno Nacional mexicano hicieron vibrar a los presentes, pues el protocolo indica que se debe hacer honores al Jefe de las Instituciones Nacionales.

La señora Iris, elegantemente vestida, atravesó el pasillo central del foro y corrió el telón. En el escenario estaban los obreros que habían trabajado en la construcción del inmueble, encabezados por el arquitecto Federico Mariscal, que los había dirigido en el proceso constructivo. Así es como inicia la historia del hoy llamado Teatro de la Ciudad, mismo que desde que se inauguró fue la sala de espectáculos más elegante de la Ciudad Capital de México. Este Teatro Esperanza Iris surgió de las ruinas del Teatro Xicoténcatl, que fue derribado.

Fue planeado buscando ser semejante al de La Scala de Milán. Sin embargo, los recursos económicos no eran suficientes, así que tanto el arquitecto Federico Mariscal, como Ignacio Servín, le hicieron adecuaciones necesarias “a la mexicana” para por terminarlo a tiempo.

 

 

 

Hipólito Seijas, “Por la Pantalla. Impresiones del cronista de cine. Los pianistas”. El Universal, México, 25 de mayo 1918, p.5.