Local

"Blindará" Gobernador legalmente el terreno donde se construye el Penal de Mina

El Gobernador Jaime Rodríguez Calderón "blindará" legalmente el terreno donde se construye el Penal de Mina para que en un futuro no se edifiquen estructuras.

El Mandatario anticipó que pedirá al alcalde de Mina Dámaso Cárdenas, que no modifique el plan de Desarrollo Urbano del municipio y el Estado hará lo propio para evitar construcciones y que en un futuro no se tenga que hacer lo que hoy se busca con el Penal del Topo Chico, que es sacarlo de la urbe.

De esta manera quienes tengan terrenos en cuatro kilómetros a la redonda no construirá nada puntualizó.

"tenemos que protegerlo porque luego se va a llenar ahí de cosas y otra vez en el futuro tendremos que sacar el penal de ahí.."

"Cualquier persona que haya comprado terrenos ahí para especular pues se jodió porque no lo vamos a permitir" reiteró.

Y es que diversas publicaciones desde el mes de abril del 2015 se ha estado señalando que el exgobernador Rodrigo Medina adquirió terrenos en ejidos cercanos a donde se construye el penal.

El 14 de julio del 2011 comenzó la construcción del penal de Mina con una etapa inicial de inversión de 100 millones de pesos y la estimación era que en un plazo de a más tardar tres años podría ser funcional en una primera parte para ir despresurizando el Penal del Topo Chico.

Los trabajos en el Kilómetro 45 de la carretera Monterrey-Monclova donde se construyen fueron detenidos luego de casi dos años ante la falta de recursos y desde esa fecha , solo quedó con una segunda fase edificada como la calle, la barda perimetral y un edificio en obra gris..

Originalmente el penal tendría un costo de casi seis mil millones de pesos, 5.8 mil millones de pesos y ante la falta de recursos, el Estado había pedido a la federación que se hiciera cargo de este centro penitenciario que se buscaba fuera de federal pues se planeaba que fuera un centro para reos de alta peligrosidad y tendría una capacidad para poco más de dos mil internos.

La respuesta de la federación fue negativa pese a que había anunciado un programa de inversión para cárceles de alta peligrosidad lo que llevó que al paso del tiempo esta obra quedará detenida por completo.