22/Oct/2019
Editoriales

¿Qué crees que pasó?

Octubre 10 de 1846: Se iza la bandera norteamericana en el Palacio de Gobierno de Nuevo León, debido a la ocupación de la ciudad de Monterrey, por el ejército invasor norteamericano. El palacio de gobierno estaba ubicado en ese momento en el cruzamiento de las calles del Teatro y del Comercio, hoy calles de Morelos y Escobedo. Tras la Batalla de Monterrey, la capitulación de las tropas mexicanas al mando del general Pedro de Ampudia en favor de las norteamericanas al mando de Zachary Taylor, y luego de la salida del ejército defensor que, al rendirse, consiguió la gracia de salir con todos sus pertrechos de guerra y hasta con guardia de honor, la bandera nacional se arrió respetuosamente. Y en su lugar fue izada la de las barras y las estrellas, lo que a muchos regiomontanos les pareció abominable. Esta penosa situación duró poco más de 20 meses, hasta que se firmó el Tratado Guadalupe Hidalgo, en donde México “vendió” a Estados Unidos los enormes y valiosos territorios nórdicos. Fue hasta ese momento que las tropas norteamericanas dejaron Monterrey para regresar victoriosos a sus lugares de origen. Ese trago tan amargo no lo hemos podido asimilar del todo, pese a que ya pasaron 173 años.