17/11/2018
Editoriales

El álgebra

Entre las muchas cosas que el mundo les debe a los árabes, está el álgebra que se dio a conocer en La Casa de la Sabiduría, una biblioteca y academia de ciencias (siglos IX a XII) de Bagdad, la hermosa ciudad capital de Irak erigida a orillas del río Tigris, donde se reunían los más famosos y eruditos hombres de su época. Entre los sabios que la frecuentaba, estaba Mohamed al- Jwarizmi, autor del libro Al-Jabr, con el cual se funda el álgebra, ciencia matemática a la que la humanidad debe gran parte de sus avances.

Este libro además de sentar las bases del álgebra, le da su nombre (el de Al- Jabr), y los términos algoritmo y guarismo, vienen del apellido de al- Jwarizmi. Esta es la mejor prueba de su autoría.                     

Quienes estudiamos Ingeniería nos quebramos la cabeza con el álgebra, pues con ella nos apoyábamos para las matemáticas avanzadas. Los avances tecnológicos son muy buenos, pero tienen el inconveniente de que ahora casi no se requiere saber matemáticas pues casi todo se resuelve con la cibernética.