10/12/2018
Editoriales

Las senadoras Cristina Díaz Salazar e Ivonne Álvarez se placearon de lo lindo entre la multitud de priístas del Desayuno de la Unidad Revolucionaria

La crítica que aparece hoy en regio.com respecto a que el gobierno del estado viola sus propias reglas no es ociosa, pues si había enviado boletines como si fueran edictos gubernamentales para alertar contra la contaminación del aire… y luego al clausurar un evento relativo a los pueblos mágicos, le echa azufre al pésimo ambiente que respiramos tronando fuegos artificiales, que son lo más contaminante que se conoce, muchísimo más que las pedreras y que los automóviles… de plano ya no le entendemos hacia dónde va nuestro señor Gobernador con esas incongruencias… digo…///

El Desayuno de la Unidad Revolucionaria se celebró en ciudad Guadalupe, lugar en donde empezó hace más de tres décadas, y fue en la sede de la Unión Ganadera regional de Nuevo León… más de cinco mil priístas se reunieron a escuchar a su dirigente estatal, Pedro Pablo Treviño, quien los arengó diciendo que ya basta de que los ex priístas traidores le tiren con declaraciones al PRI, y que de ayer para adelante, habrá respuestas a cada uno de los cuestionamientos que salgan al aire… la raza de sol se prendió pues la pelea en los micrófonos les agrada, y Treviño Villarreal se apuntó para ponerse los guantes, ya sea con el gobernador Jaime Rodríguez Calderón, o con Aldo Fasci, o con quien traiga pendencias con el priísmo… y aprovechando la vuelta, defendió a la secretaria general del partidazo local, Lorena de la Garza Venecia, que es una de los doce priístas que recibirán la documentación de todos los aspirantes a la presidencia de la República, lo que no es poca responsabilidad… ¿qué tal pollo pa’l arroz?...///

Las senadoras Cristina Díaz Salazar e Ivonne Álvarez se placearon de lo lindo entre la multitud de priístas del Desayuno de la Unidad Revolucionaria… tal parece que las diferencias entrambas políticas ya fueron superadas, lo cual nos agrada pues como dicen los rancheros: “éranos muchos y parió la abuela”… lo último que requiere el priísmo ahora es el estar divididos, así que celebramos esa reconciliación… bien…///