16/07/2018
Editoriales

Abril 15 de 1817: desembarca cerca de Soto la Marina, Tamaulipas, Javier Mina

Abril 15 de 1817: desembarca cerca de Soto la Marina, Tamaulipas, Javier Mina. Se trata de un joven guerrillero español que se hacía acompañar, entre otros, por el regiomontano fray Servando Teresa de Mier, a bordo del barco Cleopatra, adquirido en Nueva Orleans, así como el bergantín Neptuno, además de otro llamado Congreso Mexicano y una goleta, con el plan de liberar a México del yugo español.

   La expedición había hecho escala en Galveston, constaba de 300 hombres y la navegación había sido lenta, por lo que el agua se les agotó. Por ello, en la desembocadura del río Bravo hubieron de izar una bandera española pues requerían abastecerse de agua, atracando en el muelle de Matamoros, sólo que en la maniobra de atraque un soldado se ahogó y cuatro de ellos desertaron, denunciando la expedición libertaria, poniendo en armas a toda la costa de la provincia. Mina, una vez enfilado rumbo al sur, arengó a la tropa mexicana diciéndoles que él, siendo español, no venía a conquistar México sino a liberarlo.

   El 11 de abril habían llegado a la desembocadura del río Santander, a 18 leguas de Soto la Marina, y desembarcaron el 15 de abril, para, una semana después, entrar a Soto la Marina, donde fueron mal recibidos, pues el coronel realista Felipe de la Garza había dicho a los habitantes que los intrusos que llegarían eran herejes y saqueadores.

  El 13 de junio de 1817, los realistas toman el fuerte de Soto la Marina y apresan al padre Mier, que es enviado a San Carlos de Perote y luego a la cárcel de la Inquisición de México, donde escribe buena parte de “Memorias”, luego lo trasladan a la Habana de donde escapa por enésima ocasión. La vida del padre Mier, así como la de Mina, son novelescas, amén de que ambos fueron personajes importantes en la lucha independentista nacional.