15/Sep/2019
Editoriales

Entrecurules 19 08 19

El próximo 28 de agosto, el diputado local Marco González, le dice adiós a la Presidencia del Congreso local que ejerció por un año completito.
Ese día, Marco rinde su informe de actividades y aunque dice ser leal al PRI, el legislador analiza las invitaciones que le han hecho otros partidos, entre ellos el Partido naranja.
Ciertamente, Marco ha sido institucional durante todo este tiempo, pero ahora que hay más liderazgos al interior de su bancada, siente que no son los mismos tiempos cuando fue coordinador en la pasada legislatura y ahora ya no es el que manda, sino que lo mandan y como que él no está conforme con eso.
La verdad, Marco está ante la disyuntiva de dejar el PRI o quedarse, pero tanta invitación de otros partidos lo tienen turbado.
Así que no hay una seguridad de que Marco siga siendo parte del tricolor.
Y ahora que Marco escucha el canto de las sirenas, aunque lo amarren como a Ulises, dejará su partido.
Por eso es interesante desmenuzar algunas frases del Coordinador del tricolor Francisco Cienfuegos al respecto 
Los medios preguntaron a Cienfuegos que sí están firmes los ocho diputados de su bancada y sonriendo contestó que nadie tiene la vida asegurada. 
 Veremos pues qué sucede con Marco, pues la disciplina ciega de los priistas parece haber llegado a su fin.
Dice Marco estar agradecido con el PRI, pero que hay que ver lo que está sucediendo. 
Así que no le extrañe si dentro de poco vemos a Marco con la casa naranja, ya que ha empezado a minimizar al tricolor al señalar que sus electores votaron por él, no por el PRI.