15/Oct/2019
Editoriales

Mayo 28 de 1942: Declara México la guerra a las potencias del Eje (Alemania, Italia y Japón)

Mayo 28 de 1942: Declara México la guerra a las potencias del Eje (Alemania, Italia y Japón) debido a que no hubo respuesta a su protesta por el hundimiento de los barcos petroleros Potrero del llano y el Faja de oro. El presidente Manuel Ávila Camacho después de reunirse con su gabinete, solicitó al Congreso de la Unión que estaba en receso, que se reuniera por vía de la Comisión Permanente para realizar un periodo extraordinario generado por la emergencia de marras.

 La participación de México en el conflicto armado más grande y temible de la historia fue marginal, si acaso el escuadrón 201 que voló en territorios dominados por japoneses, por lo demás se redujo a la participación personal de muchos compatriotas que se enrolaron en el ejército norteamericano con la esperanza de obtener en recompensa la visa de trabajo en el país vecino.

 El 20 de abril de 1943, vendría a Monterrey el presidente Roosevelt para entrevistarse en el Palacio de Gobierno con Ávila Camacho y de esa reunión saldría el programa Bracero pues el campo y la industria norteamericana requerían de la mano de obra mexicana. A partir de la declaratoria de guerra mexicana, en todas las ciudades del país se apagaban las luces por las noches debido al temor a los bombardeos de la fuerza aérea alemana y a los intrépidos kamikazes japoneses.

 A pesar de que antes nos habían invadido los norteamericanos y los franceses, los mexicanos no conocíamos el "estado de guerra" que provoca una conflagración mundial. Todo México estuvo –nervioso- pegado a la radio escuchando el discurso del presidente Manuel Ávila Camacho a la hora de dicha declaratoria que hoy recordamos.