17/11/2018
Editoriales

Porque la rebeldía de Italia y el hundimiento del sistema del euro

La crisis en torno al euro, condenado al fracaso desde su concepción, se está intensificando una vez más en el momento en que el nuevo gobierno de Italia toma posesión. Sin embargo, la renovación de la controversia, no la está causando lo que sucede en Italia, sino el hecho de que, como lo han planteado repetidamente diferentes especialistas el euro es una idea que nunca iba a funcionar. Fue algo que la primera ministra británica Thatcher y el agente británico Mitterrand, Presidente de Francia, le impusieron a Alemania y a toda Europa en reacción a la reunificación de Alemania, para mantener el control financiero británico sobre Europa. En consecuencia, lo que está alimentando la crisis es el deterioro del sistema financiero británico.

El domingo, la Canciller alemana Angela Merkel rechazó cualquier alivio a la deuda de Italia, y le declaró al diario Frankfurter Allgemeinme Sonntagszeitung que “la solidaridad entre socios del euro no debe llevar nunca a una unión de la deuda, sino que más bien tiene que ser sobre ayudarle a otros a ayudarse a sí mismos”.

Al mismo tiempo, el nuevo Ministro de Asuntos Europeos de Italia, Paolo Savona, quien fue rechazado la primera vez como Ministro de Economía, dijo que es Alemania la que debería salirse del euro. “Es Alemania la que debería abandonar el euro porque el superávit creciente de su economía no es compatible con el régimen de tipos de cambio fijas que regulan la Eurozona... O por lo menos, debería moverse hacia un sistema en donde se acepten cambios en los tipos”.

Savona fue respaldado por el nuevo Ministro de Finanzas de Italia, Giovanni Tria quien dijo que “estoy totalmente de acuerdo” con Savona