30/May/2020
Espectáculos

La música lo llevó a la literatura

Las historias plasmadas en la música se convirtieron en el aliciente para que Óscar David López comenzara a interesarse en la literatura, reveló durante su participación en el ciclo Diálogos con autores de Nuevo León, realizado en la Casa de la Cultura de Nuevo León.

“Llegué a la literatura a partir de la música. Me interesó la construcción de historias, la creación de mundos, sobre todo en la música popular. A los 12 años empecé a buscar poemas, que es lo más cercano a la lírica”, relató el poeta regiomontano.

A partir de ese momento, contó en la charla que sostuvo con Gildardo González Soto, coordinador de Programas y Proyectos de Literatura en CONARTE, surgió el interés por escribir.

Fue en la preparatoria que encontró a uno de sus primeros mentores, Andrés Montes de Oca, con quien tomó un taller literario. 

“Su entusiasmo y particular forma de abordar la literatura marcó a muchos estudiantes. Ahí detectaba a los  que más interés mostraban por la escritura y la literatura y los invitaba a su taller Los Gatos de Azotea en el Barrio Antiguo de Monterrey. 

“Comencé escribiendo cuento y poesía a la vez, recuerdo que se hacían maratones literarios en el Escenario al Aire Libre del Teatro de la Ciudad, donde acudían muchos escritores. Cuando leían los poetas, la gente les ponía más atención, tal vez por las pausas, y yo quería ser escuchado”, recordó.

En su formación aparecieron más personajes que lo marcaron, como José Javier Villarreal y Dulce María González.

"Con José Javier todo era muy fácil, arreglaba tus escritos y los dejaba listos para ser publicados. Dulce María fue una gran amiga y maestra quien le aprendí mucho, en todos los sentidos”, expresó Óscar David López.

Diálogos con autores de Nuevo León es un ciclo de charlas organizado por el Consejo para la Cultura y las Artes de Nuevo León (CONARTE), a través de la Casa de la Cultura de Nuevo León.

Óscar David López ha desarrollado su carrera como poeta, novelista y ensayista. Actualmente estudia la licenciatura en Letras Mexicanas en la UANL. Fue becario del Centro de Escritores de Nuevo León (2005-2006). Entre sus reconocimos destaca el Prix de la Jeune Littérature Latino-américaine 2004-2005 y Mención Honorífica del Premio Regional de Poesía Carmen Alardín 2006.