20/11/2018
Editoriales

14 de julio de 1821: José Antonio Echávarry comunica a Iturbide de la Jura por la independencia de San Luis Potosí.

14 de julio de 1821: José Antonio Echávarry comunica a Iturbide de la Jura por la independencia de San Luis Potosí. Nicolás Bravo, por su parte, le informa a Agustín de Iturbide del juramiento de bandera por parte de Tantoyuca. Cada etapa de nuestra historia es interesante, pues los objetivos y las posiciones de nuestros pro hombres cambiaban de acuerdo a sus circunstancias e ideales. En el momento que hoy historiamos faltaba poco más de un mes para que sucediera un evento largamente acariciado por los insurgentes: la firma del Tratado de Córdoba realizado el 24 de agosto de 1821 con el virrey Juan O´Donojú, documento que reconocía la independencia de México.

Sin embargo, la corona española después desconoció lo firmado por O´Donojú alegando que estaba enfermo y no tenía autoridad para reconocer la independencia de tan valioso territorio español en América. Por ello durante los días previos al Tratado de Córdoba eran relevantes los apoyos y adhesiones de las provincias, así que las decisiones oficiales de los ayuntamientos cobraban mucha importancia. Cuando todo hubo de concretarse para la independencia de México, el 27 de septiembre de 1821, Iturbide que presidió la regencia del primer gobierno provisional esperando que España designara un monarca para México, algo que nunca sucedió y que permitió al vallisoletano Iturbide llegar a ser el primer emperador mexicano. Hoy recordamos que el brigadier Echávarry informaba de la jura por la independencia de San Luis Potosí, lo que le valió para que a finales de septiembre fuera nombrado por Iturbide capitán general de la Provincia de Puebla. Coincide que en este mismo día Nicolás Bravo hace lo propio informando que en Tantoyuca, Veracruz, se apoyó formalmente la independencia. Bravo es uno de los héroes patrios que llegó a ser presidente de México en tres ocasiones.