14/11/2018
Editoriales

LOS ALCALDES DE VERACRUZ Y LAS COSAS INEDITAS QUE VIENEN

Primero fueron 15 alcaldes perredistas de diferentes municipios del estado de Veracruz , los que se apersonaron en el palacio de gobierno de esa entidad reclamando la entrega de unos 600 millones de pesos en recursos federales pertenecientes a fondos como el de Infraestructura Social Municipal, el Fondo de Aportaciones Municipales; el de Fondos de Caminos y Puentes Federales etc.

Eso fue el viernes por la noche, para el sábado ya se habían unido alcaldes del PT, de Movimiento Ciudadano y, según últimos reportes, del propio PRI. Ahora hablan de unos 12 mil millones de pesos que se les adeudan a los 212 municipios que tiene la entidad. Por supuesto, en principio uno tiene que pensar que esos miles de millones se los robo el ahora prófugo ex gobernador de ese estado Javier Duarte.

Esa explicación sería suficiente para muchos pero para nosotros no y no lo es porque sabemos que algo semejante está ocurriendo en muchos otros estados y municipios del país. Los recursos federales no llegan porque ya por que están hipotecados para el pago de las deudas. Es decir, antes de llegar a las arcas de esos gobiernos llegan primero a los bancos y ahí se quedan.

Podríamos asumir entonces en que cada estado tiene un Javier Duarte y que todos los gobiernos se han robado todos esos miles de millones de pesos. Sin embargo, es más fácil creer que los bancos, que son los mismos casi siempre que intervienen en las diferentes deudas, también tienen mucha responsabilidad en esos endeudamientos. Si aplicamos el criterio de "a quién beneficia" para conocer al culpable; los bancos serían los principales sospechosos. Paradójicamente ni siquiera se les menciona.