Nacional

Se compromete Blanca Treviño de la Garza a hacer acompañamiento a adultos mayores

"Nunca pensé que estaría criando niños a mi edad. Se suponía que todo eso había quedado atrás." Eloisa abuela de 61 años de edad que está criando al niño de su hija, fue lo que dijo cuando" visitamos su casa", expreso la señora Blanca Treviño de de la Garza, "esto es muy constante en los recorridos que realizamos por las diferentes colonias" y ellos reclaman ayuda.

Hoy, más que nunca antes, los abuelos están asumiendo el rol de padres de los hijos de sus hijos y en esa nueva dinámica social, los abuelos se sienten con mucha responsabilidad porque sus energías ya no son las mismas pero también existen otros factores que no eran de nuestros tiempos y no entendemos dijeron Sonia y José, también abuelos criando a nietos.

La mayoría de los abuelos asume la responsabilidad de hacer de padres de sus nietos en un periodo de sus vidas que está típicamente reservado para el retiro, dejando atrás sus sueños de jugar y de visitar por recreación. Estos abuelos precisan apoyo y acceso a recursos comunitarios que los ayuden a sobrellevar las cuestiones de paternidad que surgen de su particular situación, dijo la esposa del candidato a alcalde Jesús de la Garza.

También necesitan cuidar su propia salud y bienestar, para poder cumplir los desafíos y las demandas del ser padres, ahí en esta demanda, me comprometo a apertura una área especial con personal capacitado que se encargue de acudir de manera personal a las viviendas de los abuelitos que lo requieran.

En general, los abuelos crían a sus nietos debido a uno o ambos padres de éstos han muerto o tienen problemas que les impiden brindar a sus niños un cuidado bueno, consistente motivado porque se interesa profundamente por sus nietos y desea hacer todo lo necesario para brindarles un entorno hogareño sustentable y seguro. Entre los ejemplos del tipo de problemas que puede padecer un padre cuyo hijo está siendo criado por un pariente mayor, se pueden incluir: dificultades de salud mental, impedimentos físicos, abuso de drogas y alcohol y/o encarcelación.

Algunos abuelos crían a su nieto o nietos debido a la muerte del padre del niño a causa de un accidente, suicidio o enfermedad terminal. La razón también puede ser que la madre del niño se embarazó a edad temprana y carece de la responsabilidad o la estabilidad financiera necesarias para brindar cuidados a su hijo, esto último se ve mucho en niñas menores de edad embarazadas y que los padres deciden apoyarlas para que sigan estudiando, manifestó la esposa de CHUCHIN.

Otras veces, la razón por la que los niños no están siendo criados por sus propios padres es que éstos los abandonaron, abusaron o descuidaron, y los tribunales han ordenado que se los retire del cuidado de sus padres. También podría ser debido a que el padre es soltero o divorciado y necesita ayuda por razones de estudio o de trabajo.

A veces, la situación es temporal, como en el caso de crisis financieras o médicas específicas, descuido de los niños o abuso. A veces es permanente, como en el caso de muerte. Durante las situaciones temporales, cuando se brinda asistencia a tiempo parcial o a tiempo total, los abuelos generalmente tienen la esperanza de que los padres del niño van a superar la crisis y, eventualmente, van a retomar su rol legítimo de principal cuidador.

Algunas situaciones, que en un principio se consideraban temporales, terminan siendo permanentes. Los abuelos generalmente toman el papel de cuidadores por amor a sus nietos y a su familia. La atención de los nietos también puede ser una necesidad: puede no haber más que extraños para ejercer ese rol, situación que a menudo se considera una opción inaceptable para un abuelo que elige criar a sus nietos, lo anterior es una parte de la problemática que día a día durante los recorridos se va conociendo, enfatizo la señora Blanca Treviño de de la Garza, al ser abordada en la colonia Nuevo Amanecer.